‘El poder del perro’, de Jane Campion, se impone en unos premios Bafta emotivos que dedican una peineta a Putin

El agradecimiento de Troy Kotsur, primer intérprete sordo en obtener el galardón de mejor actor de reparto en la gala del cine británico, fue uno de los momentos más comentados de la noche

Iain Canning, Tanya Seghatchian y Emile Sherman posan con su premio a la mejor película por "El poder del perro" en la 75ª edición de los premios de la Academia Británica de Cine y Televisión (BAFTA). Foto: PETER NICHOLLS | Vídeo: BAFTA/NETFLIX

El poder del perro, de Jane Campion, dio un golpe encima de la mesa y se hizo con los galardones más importantes de los Bafta, los reconocimientos del cine británico, en una gala dominada por la técnica de Dune, de Dennis Villeneuve, que se llevó cinco premios en la que decepcionó Belfast, de Kenneth Branagh, que solo transformó en gloria una de sus seis nominaciones.


El wéstern de Jane Campion, que se convirtió en la tercera mujer en la historia en ganar el Bafta a mejor dirección (tras Chloé Zhao, por Nomadland, y Kathryn Bigelow, por En tierra hostil) brilló por encima del resto, al ganar también el de mejor película en una noche magistralmente dirigida por Rebel Wilson. La presentadora dedicó una peineta al presidente ruso Vladímir Putin, en uno de los momentos más comentados de la noche, que también dejó algunos emotivos agradecimientos.

La actriz y cómica australiana llevó la batuta en una ceremonia que sirvió como homenaje a los 60 años de la saga de James Bond y que abrió Shirley Bassey con una cautivadora interpretación de Diamonds Are Forever, una de las canciones más icónicas de la saga cinematográfica del agente secreto. Wilson, que mostró un tatuaje en la pierna de Daniel Craig (que justo acaba de abandonar el rol de 007 tras la última entrega, Sin tiempo para morir), que destrozó una tarta con la cara de Benedict Cumberbatch y que hasta regaló sujetadores la grada, ejerció de excepcional anfitriona para la vuelta de los Bafta a la normalidad tras la edición virtual del año pasado. Con su alfombra roja, su público y sus reivindicaciones políticas.

Escasas, seguramente para el momento que atraviesa el mundo. Apenas hubo mención a Ucrania en los discursos, aunque el príncipe Guillermo, presidente de la Academia, que no asistió a la gala, pero envió un mensaje grabado, llevaba un pin con la bandera ucraniana en la solapa de su chaqueta. También hablaron de Ucrania Krushnendu Majumdar, director de la Academia, y Adam Serkis, que fue el más crítico de la tarde con el trato que se ha hecho a los refugiados ucranianos y afganos. “Parece que algunos refugiados nos importan más que otros”, dijo el actor que interpretó a Gollum, premiado el año pasado con un Bafta por su excepcional contribución al cine, dirigiéndose al Gobierno británico y, en concreto, a la ministra de Interior, Priti Patel.

Tuvo que ser Wilson la que elevara la voz, en la introducción de una de las mejores actuaciones de la noche, en homenaje a la película CODA y a cómo esta relata la vida de las personas con problemas auditivos. “El show contará con un intérprete en lenguaje internacional de signos y en lenguaje británico de signos”, espetó Wilson, que inmediatamente después le hizo una peineta a la cámara: “Este signo va para ti, Putin”.

En los premios, Dune arrasó en los premios técnicos. El filme de Denis Villeneuve se apuntó los galardones a mejor fotografía, mejor diseño de producción, mejor banda sonora, mejor sonido y mejores efectos especiales. Sus cinco máscaras no pudieron ser igualadas por nadie, pero en cuanto se elevó el nivel de expectación, Dune pinchó.

Aunque Jane Campion no pudo estar en la ceremonia, ya que había otras galas en EE UU, y fueron sus compañeros de reparto quienes recogieron los premios tanto a mejor dirección como mejor película. “Llevas contando historias durante 30 años. Historias de mujeres que buscan encontrar sus voces, historias de inadaptados, de gente que no ha sido representada. Muchas gracias por todo tu trabajo”, dijo Tanya Seghatchian, productora del filme.

Entre los presentes en el escenario estuvo un alicaído Cumberbatch, batido en la categoría a mejor actor por Will Smith, que no viajó a Londres y que se llevó la máscara por su interpretación de padre de las hermanas Williams en El método Williams. Esta sorpresa fue precedida por la de Johanna Scanlan en la de mejor actriz con Después del amor, en un premio para una gran actriz local, imponiéndose a Lady Gaga y su La casa Gucci y a la noruega Renate Reinsve, candidata por La peor persona del mundo.

Uno de los momentos más emotivos de la tarde fue el Bafta a mejor corto británico, que recayó en The Black Cop, la pieza sobre un policía negro y homosexual que sufrió abusos durante años en el cuerpo. “Viví durante mucho tiempo como si no tuviera derecho a estar aquí. Sí tengo derecho”, dijo entre lágrimas Gamal ‘G’ Turawa, el policía que sufrió los abusos.

También erizó la piel en la grada el premio a mejor actor secundario, que cayó en manos de Troy Kotsur, por CODA. Kotsur, que fue llevado en volandas al escenario por los aplausos en lenguaje de signos de sus compañeros, se convirtió en el primer actor sordo en ganar un premio principal en los Bafta y podría ser el primer sordo en ganar el Oscar a mejor actor de reparto. “Y si necesitan que el próximo James Bond sea sordo, también puedo serlo”, bromeó.

En contraposición al éxito de sus competidoras, Belfast se tuvo que conformar con el premio a mejor filme británico, que recogió su director, Kenneth Branagh. “El cine en la gran pantalla está vivo. Gracias por apoyarlo, tendrán que vivir juntos”, dijo el director norirlandés.

Mientras que Pedro Almodóvar se fue de vacío, ya que Madres paralelas no se llevó el Bafta a mejor película de habla no inglesa —fue para Drive My Car, de Ryûsuke Hamaguchi—, Encanto, la película de Disney inspirada en la cultura colombiana, de Jared Bush y Byron Howar, dtriunfó en la categoría de mejor película animada y coge fuerzas para los Oscar, donde defenderá tres candidaturas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS