Blogs / Cultura
Elemental
Coordinado por Juan Carlos Galindo

Cuatro buenas apuestas criminales de cuatro editoriales pequeñas

Un ensayo valiente sobre un asesino en serie, la primera obra de un clásico como Woodrell, una obra breve con conexiones turbias y una feliz reedición de David Peace: libros para todos los gustos

Hoy vamos con cuatro libros verdaderamente diferentes en los que lectores de muy distinto cariz pueden encontrar algo que merezca de verdad la pena. Hay un clásico oscuro y con una relación trágica con el Asesino del Zodiaco, un ensayo un poco peculiar, la primera novela del maestro Woodrell y una reedición de una novela esencial para entender la grandeza de David Peace. Pasen y lean.

Bajo la dura luz, Daniel Woodrell (Sajalín, traducción de Diego de los Santos). Esta es la primera novela de la trilogía de los pantanos y, aunque parezca increíble al leerla, el debut literario del autor de Los huesos del invierno (Alba). Quédense, para empezar, con el protagonista: René Shade, ex boxeador que trabaja como policía en la pantanosa Saint Bruno (Luisiana). Vive encima de los billares que regenta su madre y es un habitual del bar que regenta su hermano Tip, siempre lleno de maleantes. El asesinato de un concejal negro de carrera prometedora es la excusa de Woodrell para mostrarnos, con un descarnado humor, un lugar lleno de racistas, violencia y humedad. Una novela que huele a sudor y vidas estancadas, un policial peculiar y llena de buenos detalles. Me encanta Blanchette, compañero de Shade, racista, gordo, brillante en sus irreverentes respuestas. Y unos mafiosos hechos de violencia y desesperación. Y todo ese rollo con los franceses...

Si quieren leer más sobre Woodrell, les dejo el reportaje sobre el country noir, género del que reniega pero en el que es fundamental.

La manufactura de la muerte, Alexandra Midal, (Errata Naturae, traducción de Silvia Moreno). Sesudo y vibrante retrato de uno de los primeros, y uno de los más prolíficos y más hábiles asesinos en serie de la historia, Henry Howard Holmes, en general conocido como H. H. Holmes. Una carrera de incontables crímenes (es complicado saber a cuánta gente mató en realidad) a pesar de que fue ejecutado a los 35 años en 1895. El relato de la habilidad de este hombre versátil y horrible (inventor, falsificador, estafador, asesino en serie) para crear mecanismos con los que cometer sus fechorías está muy bien, es didáctico y preciso y hace del libro una obra corta y contundente. Ahora, lo que no compro es la tesis, brillante pero arriesgada, que relaciona industrialización con asesino en serie (vale en este caso, no en Ed Kemper o Ted Bundy, por ejemplo) y menos el triple salto que nos lleva a Auschwitz. Eso sí, el libro es valiente (y eso no se puede decir con tantos ensayos sobre el mundo criminal) y se devora.

Ciudad ocupada, David Peace (Hoja de Lata, traducción de Javier Calvo). La editorial asturiana Hoja de Lata está empeñada en traernos poco a poco la obra de este grande del género criminal. Ya publicaron GB84 y Tokio Redux, el inmenso cierre de esta trilogía de la que Ciudad Ocupada es la segunda entrega. No se preocupen, son libros que forman una unidad temática, pero que se pueden leer por separado. Esta novela es la más arriesgada de la serie japonesa, pero es esencial para entender la apuesta de Peace. En una entrevista en BCNegra en 2019 me dijo que no funcionaba en tercera persona y la rehizo entera en primera. Oscuridad, gran literatura… hay tanto en esta novela.

Aquí, una entrevista con el maestro de Yorkshire

El malvado Zaroff, Richard Connell (Reino de Cordelia, traducción de Victoria León). Publicado originalmente en el semanario Collier en 1924 como The Most Dangerous Game, este breve relato inspiró la película de mismo título. Todo es turbio en la obra de Connell. El cazador profesional Sanger Rainsford cae al agua en el mar del Caribe y llega a una isla habitada por un cosaco, el general Zaroff, que le invita a un juego: cazarán, pero la presa será el propio Rainsford. La nouvelle cautivó al Asesino del Zodiaco, que lo citaba en sus escritos y, por extensión, a Robert Graysmith y Dave Tosche, viñetista y escritor uno, policía el otro, dos personajes cuyas vidas fueron atravesadas por el caso sin resolver más famoso de la historia de Estados Unidos. La edición, cuidada como siempre en el caso de Reino de Cordelia, incluye una introducción muy interesante del editor Jesús Egido y material gráfico: el cartel de la película y las dos ilustraciones originales con las que se publicó por primera vez el relato.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Carlos Galindo

Es responsable de la sección de Pantallas y, además, escribe sobre libros en Cultura y Babelia y coordina el blog de novela negra Elemental. Lleva en EL PAÍS desde 2008 y antes estuvo en 20 minutos, entre otros medios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS