La Academia de los Oscar pidió a Will Smith abandonar la gala tras la bofetada a Chris Rock y el actor se negó

La organización se plantea la expulsión del ganador del premio a mejor actor. Anunciará su decisión el 18 de abril

El momento del bofetón de Will SmithVídeo: EPV

La Academia de Cine de Hollywood ha revelado este miércoles que pidió a Will Smith que abandonara el teatro Dolby después de que golpeara al comediante Chris Rock en la ceremonia de los Oscar del pasado domingo y ante millones de personas que lo veían por televisión, pero este se negó a dejar su butaca. Minutos después recogió entre lágrimas la primera estatuilla de su trayectoria ante una audiencia dividida entre la estupefacción y una ovación en pie. Tres días después de la gala, la institución ha comenzado a sacudirse el pasmo causado por un episodio que ha dinamitado los cimientos de la industria de Los Ángeles y ha iniciado el proceso de investigación por la conducta del intérprete de El método Williams. “Reconocemos que nos hubiera gustado manejar de manera diferente la situación”, señaló en un comunicado el poderoso órgano de profesionales que dirige la Academia y que se reunió este miércoles para tratar la crisis.

El comunicado no especifica quién ni de qué forma hizo la petición al actor. Basándose en fuentes anónimas, este jueves la revista Variety ha publicado que no se realizó de manera formal y que, en el caos que siguió al altercado, la Academia y el productor del programa enviaron un mensaje contradictorio sobre si Smith debería ser expulsado. Según esa información, un representante de la Academia le pidió a Smith que se fuera, pero en paralelo el productor del espectáculo, Will Packer, dio a entender que quería que se quedase.

El castigo contra Smith se conocerá el 18 de abril, fecha en la que los más de 50 gobernadores que conforman la directiva de la Academia volverán a reunirse para analizar el episodio provocado por la broma que hizo Rock durante la ceremonia sobre la alopecia de la esposa de Smith, Jada Pinkett Smith. El actor, que dio el discurso más largo de la noche y se despidió poniendo en duda si volvería a ser invitado a las galas de los Oscar en el futuro, tiene 15 días para presentar una defensa por escrito. “La Academia puede tomar acciones disciplinarias que incluyen la suspensión, la expulsión o cualquier otra contemplada en los estatutos”, señala el documento.

Los gobernadores, la voz de casi 10.000 profesionales de la industria del cine agrupados en diferentes gremios, han endurecido el tono desde la noche del domingo, cuando se limitó a responder al altercado con una escueta nota en la que reprobaba la violencia. “La actuación del señor Smith fue profundamente sorprendente, un hecho traumático para cualquiera que lo viera”, asegura el comunicado de este miércoles. El episodio, afirma, compromete la “integridad” de la Academia.

Wanda Sykes, una de las tres encargadas de conducir la ceremonia del sábado, confesó en el programa de Ellen DeGeneres de este miércoles que se sintió físicamente mal cuando Smith le gritó a Rock: “Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu puta boca”, dijo. “Aún estoy un poco traumatizada por ello”, dijo Sykes. La presentadora explicó que se perdió el momento del golpe porque estaba en un cambio de vestuario, pero criticó que Smith siguiera en el recinto: “Pensé: ‘Qué grave es esto. Manda el mensaje equivocado”, comentó. En una fiesta posterior, fue Rock quien se disculpó con ella. “Esta debió ser tu noche”, le dijo el comediante, que ya en el instante en que recibió la bofetada vislumbró que ese momento sería lo más recordado de la velada.

Amy Schumer, otra de las presentadoras, comentó también este miércoles en Instagram lo sucedido: “Sigo sorprendida, aturdida y esperando que este sentimiento deprimente por lo que vimos desaparezca”. Sin embargo, borró el mensaje poco después. La comediante, que acaba de estrenar una nueva producción en la plataforma Hulu, dijo que estaba orgullosa del trabajo que habían hecho los presentadores. “Creo que la mejor forma de digerir lo que pasó es viendo mi serie”, bromeó Schumer en el mismo comentario.

Will Smith no pidió perdón a Rock la noche de su triunfo. Al contrario, las cámaras lo capturaron riendo y bailando en la fiesta de la revista Vanity Fair posterior a la gala. El martes, el actor acudió a las redes sociales para pedirle disculpas. “Mi comportamiento fue inaceptable e indefendible”, escribió. En su comunicado de este miércoles, la Academia también dedica unas palabras a Rock: “Nos disculpamos por lo que vivió en nuestro escenario y le agradecemos por su resiliencia en ese momento”.

El comunicado viene precedido por una carta enviada la noche del martes por el presidente de la Academia, David Rubin, a todos los miembros. Fue la primera condena explícita a la bofetada de Smith y la promesa de una “acción apropiada” una vez que se agote el plazo contemplado. Si finalmente Will Smith resulta expulsado, sería el sexto después de Carmine Caridi, Roman Polansky, Harvey Weinstein, Bill Cosby y Adam Kimmel.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS