Condenado un hombre a dos años de prisión y 500.000 euros de indemnización en otro golpe a la piratería

El acusado gestionaba cinco portales web por medio de dos empresas que constituyó con su madre, entre las que se embolsaron más de un millón de euros

Juicio a los acusados por delito contra la propiedad intelectual celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid.
Juicio a los acusados por delito contra la propiedad intelectual celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid.David G. Folgueiras

Un hombre acusado de atentar contra la propiedad intelectual ha sido condenado a dos años de prisión, a una inhabilitación de dos años y a pagar 500.000 euros de indemnización a las partes acusadoras, además de 2.160 euros de multa. La vista, celebrada este miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid, era la primera de un juicio previsto para los tres próximos días, pero, tras más de tres horas de negociación, ambas partes han conseguido llegar a un acuerdo para rebajar la condena de cinco años de cárcel que solicitaba la fiscalía. Esta resolución deja en libertad a la madre del condenado, también inculpada originalmente por la fiscalía, que ha retirado su acusación contra la mujer para la que también se pedía la misma pena.

El condenado, Miguel T. G., fue el responsable entre los años 2013 y 2018 de cinco webs (www.rinconrojadirecta.com, www.portalXD.com, www.epubgratis.tv, www.rinconpeliculas.com y www.torrentsdvdrip.com) a través de las cuales se podía tanto visionar partidos de fútbol como descargar videojuegos, libros electrónicos, revistas, música, películas y series. Por medio de publicidad en estos portales se llegó a embolsar 1.197.264,64 euros. Y para obtener y gestionar dichos ingresos, constituyó la sociedad Jupiter Networks S.L. —en la que ambos eran administradores— y la sociedad La Clave Ganadora S.L. de la que era administradora exclusivamente la madre. De esta manera, ambos eran titulares de diferentes cuentas bancarias en las que se recibían los ingresos.

Se han personado como acusación la Asociación de Distribuidores e Importadores Videográficos de Ámbito Nacional (ADIVAN), a la que deberá indemnizar con 241.000 euros; la Liga de Fútbol Profesional y Mediapro, a las que les corresponde una indemnización de 125.000 a cada una; y la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), a la que deberá abonar 9.000 euros, sumando un total de 500.000 euros en materia de indemnizaciones.

La cifra todavía queda lejos de los 550 millones de indemnización que se solicitaron en 2019 para los creadores del portal SeriesYonkis, en el que fue el mayor juicio contra la piratería en España hasta la fecha. Quedaron absueltos, sin embargo, al considerar la sentencia que “estas webs no contenían ningún tipo de contenido audiovisual, sino que se limitaban a la publicación de los enlaces que conducían a otros servidores donde se alojaban las obras. No consta que los acusados hubieran alojado contenido alguno en ningún megaservidor que después se insertara en las webs que administraban”.

Los creadores de SeriesYonkis, al igual que Miguel T.G., sí habrían sido condenados con la última reforma del código penal si la web no se hubiera cerrado en 2014, un año antes de que se endurecieran las penas contra la piratería. Como prueba de ello, no lo ha tenido fácil la defensa para llegar a un acuerdo, que no se ha sellado hasta pasadas las 13.00, tras más de tres horas de idas y venidas, y de conversaciones entre los pasillos de la Audiencia Provincial de Madrid para buscar un punto intermedio entre ambas partes.

El condenado esquivará el ingreso en prisión, con un periodo de cinco años en los que esta medida podría revocarse si vuelve a delinquir. Tendrá que cumplir también una inhabilitación de dos años que no le permitirá ejercer ningún trabajo relacionado con la gestión de páginas webs ni con la informática. Además de poner a disposición de los perjudicados todos los bienes que se le decomisaron. Al acusado se le devolverán los ordenadores que le fueron incautados una vez borrados todos los contenidos ilícitos.

La piratería está cada vez más controlada en España. Entre los años 2019 y 2020, la actividad delictiva registró una caída del 7% en el acceso a contenidos infractores, según el Observatorio de la Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales 2020. El ministro de Cultura, Miquel Iceta, ya avisaba entonces de que los delincuentes informáticos encontrarían “nuevas herramientas para atentar contra los creadores”. En 2019, en otra operación de la Audiencia Nacional autorizó el bloqueo de más de 60 portales web vinculados a The Pirate Bay, una de las mayores plataformas de pirateo de internet. Una serie de operaciones y de condenas con las que poco a poco la industria cultural le está ganando el pulso a la piratería.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS