‘Alcarràs’, la sorpresa agradable de la desangelada taquilla del cine español en 2022

La flamante Oso de Oro de Berlín se mantiene en el segundo puesto de la recaudación en su segundo fin de semana en salas, lista que desde el viernes lidera ‘Doctor Strange 2′ con 5,5 millones de euros

Proyección de 'Alcarràs' el pasado 30 de abril en Aitona, en la comarca donde se rodó la película.Foto: Javier Martín

Tras unas semanas de tropiezos constantes del cine español en sus lanzamientos en salas, Alcarràs, de Carla Simón, lleva 10 días dando alegrías. Es cierto que la semana pasada de martes a jueves se celebró la Fiesta del Cine, lo que ha alterado bastante las cifras de la taquilla: ha empujado a la gente al cine (en esos tres días se vendieron 704.927 entradas) pero a precios populares de 3,5 euros, con lo que va en detrimento de las comparaciones de taquillas precedentes. Con todo, y según cifras de su productora (ComScore, la empresa auditora de la taquilla, hace públicas sus cifras las mañanas de los martes, y solo confirma que Alcarràs se mantiene segunda en el ranking) la película de Simón ya ha llegado a las 191.000 entradas vendidas en esos 10 días.

Ese dato la coloca ya en el tercer puesto de la taquilla del cine español de 2022. A este ritmo, superará el jueves a Mamá o papá, de Dani de la Orden, que aunque estrenada a mitad de diciembre de 2021, solo en este año ha sido vista por 213.000 personas. Queda lejos La abuela, de Paco Plaza, que ha acumulado 1.817.696 euros y 287.013 euros desde su estreno el pasado 28 de enero. Para entender mejor el éxito de Alcarràs, hay que pensar que un tercio de sus copias (ha pasado de 169 el primer fin de semana a más de 200 este pasado por peticiones de los cines) son en catalán. Hay versiones para todos los gustos: cines como el sevillano Nervión o el madrileño Paz ofrecen la posibilidad de verla en catalán subtitulado al castellano o doblada al castellano.

Con todo, el pasado fin de semana fue el de Doctor Strange en el multiverso de la locura. Taquilla de 5,5 millones de euros y 783.942 espectadores en lo que es el mejor estreno de 2022 (The Batman hizo 3,4 millones de euros en sus tres primeros días) y el cuarto mejor en España del universo Marvel. En todo el mundo ha sumado unos 450 millones de dólares. La recaudación total, con cifras todavía provisionales, se acercó a los 7.075.000 euros, más del doble del fin de semana anterior. Detrás de Doctor Strange 2, solo ocho títulos superaron los 100.000 euros de recaudación. Alcarràs ha sumado 309.000 euros con una media por pantalla de 1.130 euros y acumula más de 1.066.000.

Imagen de 'Doctor Strange en el multiverso de la locura'.

En su primer fin de semana en salas Alcarràs sumó en las 168 pantallas en las que se proyectaba 419.411 euros (segunda en el listado y primera entre los estrenos), con una media de 2.496 euros (más del doble que la siguiente), según la auditora ComScore. Y las cifras en Cataluña son impresionantes. En tres días la vieron 59.273 espectadores. Por hacernos una idea, Verano 1993, la primera película de Carla Simón, acabó toda su carrera comercial con 197.592 entradas vendidas y una taquilla de cerca de 1.200.000 euros, según datos del ICAA. Según datos de ComScore, circunscritos a salas comerciales, fueron 171.000 entradas vendidas, por lo que para la auditora la segunda película de Simón ya ha mejorado en 10 días toda la carrera comercial de la primera.

“Estamos muy felices”, cuenta a EL PAÍS María Zamora, su productora. “Se está manteniendo, la gente habla de ella y sentimos que hemos logrado superar la etiqueta de película de autor o de culto a la de evento”. Esas 191.000 entradas significa que el rendimiento de Alcarràs está siendo mucho mejor que películas pensadas más en lo comercial, como Malnazidos (lanzada por Telecinco Cinema), el thriller Código emperador, con Luis Tosar; y comedias como El juego de las llaves, Competencia oficial o Camera Café. Tanto esta revisión de la serie de televisión —112.000 espectadores— como Veneciafrenia, de Alex de la Iglesia, —70.000 entradas vendidas, pero aún en salas— estaban llamadas a atraer a un público en mucha mayor cantidad. Como confirma Zamora: “Mucha gente de la industria nos avisó de un posible desastre comercial que sí han sufrido algunas películas que han ido retrasando su estreno desde antes de la pandemia”.

Quedan muy lejos los tiempos de películas españolas de autor que aguantaban en cartelera un año, como Solas (1999) o El Bola (2000). O de películas en catalán que tuvieron un enorme éxito, como Pa negre, de Agustí Villaronga, que estrenada en octubre de 2010, aprovechó su éxito en los Goya de 2011 para vender 439.000 entradas y recaudar 2,6 millones de euros.


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS