Escritor y asesino conversan en la adaptación teatral de ‘El adversario’

El estreno de la versión escénica del impactante libro de Emmanuel Carrère, dirigida por Julio Manrique, inaugura el viernes el festival Temporada Alta de Girona

Pere Arquillué, a la izquierda, y Carles Martínez,en un ensayo de 'L'adversari', adaptación dirigida por Julio Manrique de la obra de Emmanuel Carrère.Foto: DAVID BORRAT (EFE)

Jean-Claude Romand pasó 18 años viviendo una existencia falsa ante todo el mundo haciéndose pasar por un importante médico, investigador y alto funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 9 de enero de 1993, sintiendo que lo iban a descubrir, mató con un rifle a su esposa, a sus dos hijos de 7 y 5 años, a sus padres y a su perro en un crimen que conmocionó a Francia. Tras cometer los asesinatos, Romand (que en realidad no tenía más que un par de cursos de la carrera de Medicina, pero mucha imaginación), le pegó fuego a su casa con él dentro, intentando matarse atiborrado de somníferos. Rescatado por los bomberos y después de una semana en coma, sobrevivió para ser juzgado en un proceso del que resultó condenado a cadena perpetua, siendo liberado en 2019. Entonces —en el ínterin había tenido, dijo, una conversión religiosa— ingresó en la abadía benedictina preconciliar de Fontgombault, donde vivió dos años. Actualmente, con 68 años, se desconoce su paradero.

“Mirad a vuestra espalda”, ha bromeado el martes Julio Manrique al presentar la adaptación teatral que dirige de El adversario, el impresionante libro que escribió sobre el caso Emmanuel Carrère (publicado por Anagrama en castellano y catalán), que asistió al juicio y entró en relación con Romand.

Carrère siguió en su libro, novela sin ficción o relato real, la senda de Truman Capote en A sangre fría o Michel Foucault en Yo, Pierre Rivière, habiendo degollado a mi madre, mi hermana y mi hermano, que narra un espantoso caso de parricidio del XIX.

El espectáculo, en catalán (dramaturgia de Cristina Genebat, Marc Artigau y el propio Manrique), con Carles Martínez como el asesino y mentiroso compulsivo Romand y Pere Arquillué como el propio Carrère y asumiendo otras voces de su crónica, se estrena el viernes en el Teatro Municipal de Girona como arranque de la 31ª edición del Festival Temporada Alta, que se desarrollará hasta el 12 de diciembre con 107 propuestas. Este fin de semana se estrenará también otra de las obras cabeza de cartel, Caridad, una aproximación a la pena de muerte dividida en 9 capítulos, de Angelica Liddell, en el teatro El Canal de Salt.

El director del festival, Salvador Sunyer, que ha tenido un emotivo recuerdo para el fallecido Joan Ollé —“gran director de teatro que aportó mucho a este país”—, que participó en varias ediciones de Temporada Alta, ha destacado la voluntad de producir de la cita y explicó que L’adversari (coproducción con el Teatro Romea de Barcelona, donde se verá luego) llega como una propuesta de Manrique que les pareció “magnífica” y “dos veces magnífica al conocer el reparto”.

Sunyer ha apuntado que la obra “no es un despliegue de alegría, es un texto duro por la historia que cuenta y porque lo que explica, aunque sea un caso por supuesto muy extremo, es algo que nos pasa a todos. A todos nos cuesta decepcionar, buscamos cómo no hacerlo y a menudo caemos entonces en la mentira, y no hablo sólo de política”.

Manrique, que se ha confesado admirador y lector compulsivo de Carrère, ha recordado el impacto del caso en Francia y que al autor “se le disparó la curiosidad y decidió que la única manera de conocer las respuestas a las preguntas que planteaba la personalidad y los crímenes de Romand era escribir un libro”.

Ha explicado que es imposible saber cuándo Romand dice la verdad y cuando se pone una máscara, la última de las cuales —de momento— sería la de la redención mística en la cárcel. Para Manrique, el libro del escritor francés está lleno de misterios y enigmas que se abren a otros vericuetos insondables del alma humana. “El autor rellena muchos de esos agujeros negros de la historia especulando sobre qué pasó, pero siempre avisa cuando lo hace”, ha dicho.

Para la producción, Manrique, un artista en vena, como director y actor, ha potenciado la dimensión especular del libro, en el que Carrère explica por ejemplo que estaba en una reunión de padres en la escuela de sus hijos mientras Romand mataba a los suyos.

“Hemos tratado de que el espectador se sienta involucrado, parte de la investigación de Carrère, y de sus dudas”, ha señalado.

Para el director y adaptador, El adversario invita a reflexionar sobre la sobreexposición que sufrimos todos con las redes sociales y su poder destructivo. “En esencia, L’adversari es una tragedia sobre el miedo, el tener tanto miedo a decepcionar a los demás, a no gustar, a no encajar, a no ser aceptado. Eso te puede llevar a cosas terribles. Te pasas la vida inflando globos, pretendiendo que otros crean que eres lo que no eres, ¡qué agobio! Es algo muy infernal”.

Entre las preguntas que plantea Carrère, ha destacado Manrique, está la perturbadora: “¿Soy realmente aquel que estoy pretendiendo ser?”.

Infierno cercano

Carles Martínez ha contado que “para encarnar a un personaje como Romand tienes que preguntarte: ‘¿Hasta qué punto estamos cerca de alguien así?’. Es un monstruo, pero observándolo ves el infierno un poco más cerca”.

Por su parte, Pere Arquillué ha señalado que es la primera vez que él y Martínez trabajan juntos, pese a conocerse de toda la vida, y ha subrayado el interés del juego teatral que propone el espectáculo, “un juego de primer orden que interpela mucho al público, de espacios y personajes que son una auténtica celebración del hecho teatral”.

Ha recalcado que en la obra no se establece, como suele hacerse, una tranquilizadora frontera inamovible entre el criminal, el asesino, y nosotros, y ha recordado la destructora omnipresencia en nuestra sociedad “de la mentira y el autoengaño”.

Del caso de Romand se han hecho diversas adaptaciones cinematográficas, una de ellas del libro de Carrère, en 2002.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS