“Ganar con el Atleti es diferente”

Los canteranos del Atlético de Madrid, Koke, Gabi y Mario Suárez recuerdan cómo vivieron el triunfo en la final de la Liga Europa

Koke, Gabi y Mario, canteranos del Atlético.
Koke, Gabi y Mario, canteranos del Atlético.Álvaro García (EL PAÍS)

“Mientras otros duermen, nosotros conquistamos Europa”. Esa andanada irónica dedicada, entre otros, al vecino que viste de blanco, se podía leer en las camisetas con las que los jugadores del Atlético se pasearon con la Liga Europa por Madrid al día siguiente de conquistarla ante el Athletic de Bilbao.

 Una escena sucedida después de la final del 9 de mayo pasado tuvo concordancia con ese logo vacilón. Terminada la cena de celebración por el título europeo, por la puerta del hotel Intercontinental de Bucarest se deslizó hacia la calle una facción muy significativa del plantel colchonero. La microexpedición la lideraba el excapitán Antonio López, que iba al frente de un grupo de orgullosos canteranos. Todos atléticos de cuna, todos henchidos y con los ojos chispeantes por el orgullo de haberle dado un título europeo a un club y a una afición necesitados de revivir un pasado más glorioso.

La temporada fue irregular, todos dudaban de nosotros” Gabi

“Salimos a tomar algo tranquilamente. Lo recuerdo como el día más feliz de mi vida. Sentir esta camiseta como la sentimos los canteranos y poderle ofrecer un título al club en el que nos hemos formado y a una afición tan especial como la nuestra, que siempre da mucho calor a los de casa, fue muy emocionante”, sostiene Koke. “Para los que somos de la cantera fue muy especial. El Atlético es un grande y lo estamos demostrando. El paseo por Madrid y lo de Neptuno fue inolvidable. Ojalá lo repitamos si le ganamos al Chelsea mañana”, apunta Mario Suárez. “Ganar con el Atleti es diferente. Fue un sueño hecho realidad”, matiza Gabi, que aquel día fue el encargado de levantar el trofeo en el estadio nacional de la capital rumana. Horas antes de que los dos goles de Falcao y el de Diego fulminaran el favoritismo inicial del Athletic, Gabi jugueteaba con su hijo pequeño en el vestíbulo del hotel. No era la estampa típica de un jugador concentrado antes de una gran final: “Quizá lo hice para dar tranquilidad a los que estaban a mi alrededor”, cuenta sonriendo mientras recuerda el complicado contexto en el que el Atlético se presentó en la final: “La temporada había sido muy irregular, con cambio de entrenador incluido. Todo el mundo dudaba de este grupo. Eso hizo que llegáramos a la final muy unidos”. El Athletic, con la peculiar metodología de su entrenador, Marcelo Bielsa, como aval, era el equipo de moda en esos momentos. “La prensa no nos daba como favoritos. Ahora tampoco lo somos para la final de mañana ante el Chelsea, pero saldremos convencidos de ganar como hicimos en Bucarest”, recalca Mario Suárez.

Acostumbran a decir los colchoneros que el Atlético es una cuestión de fe y ese derrotismo con el que el entorno analizaba la final tuvo su particular venganza socarrona en boca de su entrenador, Diego Pablo Simeone. Cuando el técnico se iba a dormir con la satisfacción del título logrado se dirigió a un grupo de periodistas que pululaban por el hotel. “Eh, chicos, ¿saben? ¡Ganó el Atlético!”, les espetó a los enviados especiales.

Koke, como Gabi, también conserva frescos en su memoria los momentos previos a la final: “Recuerdo los nervios. Estaba en la habitación con Domínguez y vimos películas y alguna serie porque Courtois, esta vez, no se había traído la videoconsola”.

“La charla de Simeone fue muy emotiva. Nos insistió en la camiseta que representábamos y por lo que peleábamos, que las finales se juegan para ganarlas”, prosigue Koke, que ya en Barajas, en la jardinera, con una bufanda atada a su frente, aún coreaba el cántico que más enciende al plantel cuando lo escucha en el Calderón: “Ser del Atleti, lo, ro, lo, ro, lo, ro, lo...”.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS