Los bailes del fútbol base

Desde 2003 ha habido cinco directores diferentes y ese cargo ahora ni figura en el organigrama

Toril, en el partido Castilla- Sabadell.
Toril, en el partido Castilla- Sabadell.Chema díaz (as)

“Nosotros jugamos con un sistema diferente al de ellos [el Castilla]; hay jugadores que juegan en el Castilla que no existen en el primer equipo, por ejemplo el nueve y medio de Jesé no existe. En el primer equipo existe el 7, el 9, el 10 y el 11, no el nueve y medio. Nosotros jugamos con las bandas altas, ellos un 4-4-2 con bandas bajas..., y en ese sentido los chicos están perjudicados”. Los chicos de los que habla José Mourinho son los canteranos que juegan a los órdenes de Toril, el técnico del filial que ascendió el equipo a Segunda la temporada pasada. Su pecado, no jugar con el mismo sistema (4-2-3-1) con el que juega el Real Madrid.

La receta no ha funcionado en el Madrid porque nadie en los últimos años se ha preocupado nunca de que funcionara. Es complicado conseguir que las categorías inferiores jueguen con el mismo patrón de juego que el primer equipo. Primero porque cada técnico que llega al Madrid tiene su estilo. Segundo porque cada presidente trae a su equipo y a su director de la cantera. Resultado: cada cuatro años, cuando hay elecciones, hay borrón y cuenta nueva.

Es complicado conseguir que las categorías inferiores jueguen con el mismo patrón de juego que el primer equipo

Pasó en 2006 cuando ganó Ramón Calderón. Pasó en 2009 con Florentino Pérez, por ejemplo. A Franco Baldini, secretario técnico del Madrid de Calderón y Capello, lo que más le sorprendió cuando llegó a las oficinas del Bernabéu es que no hubiese informes de la cantera. No había fichas. Todo desaparecido. Míchel, el que se puso al mando con Ramón Calderón, tuvo que volver a empezar. Esa temporada se tuvo que comenzar de cero dos veces porque a Míchel le sustituyó Javier Lozano.

Con la llegada de Florentino Pérez, volvió a asumir la dirección de la cantera Ramón Martínez, hombre de confianza de Jorge Valdano. Pero a su mano derecha, Alberto Giráldez, por ejemplo, lo destituyeron este verano. Iba a sustituirle Esnaider pero el club frenó su fichaje. Zidane ha sido la última incorporación —nadie ha sabido aclarar cuáles son sus tareas en La Fábrica—. Desde la marcha de Del Bosque en 2003 ha habido cinco directores de cantera. Tener el mismo patrón de juego sigue siendo una utopía. Más si, como en el caso de Mourinho y Toril, ni siquiera hay comunicación. Nunca ha habido sintonía entre ellos.

En el organigrama del club ni siquiera figura el cargo de director de la cantera.

Sobre la firma

Eleonora Giovio

Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS