Red Bull tira millas

Mientras las demás escuderías aún sufren problemas de fiabilidad, el equipo de Vettel se centra en simulaciones de carrera

Los mecánicos de Red Bull atienden el monoplaza de Vettel.
Los mecánicos de Red Bull atienden el monoplaza de Vettel.Mark Thompson (Getty Images)

La esperanza de unos contrasta con el mosqueo de otros. Ese es el resumen del estado de ánimo instalado en la trastienda del campeonato del mundo de fórmula 1 a raíz de la estabilidad reglamentaria de la temporada que está por arrancar (17 de marzo), un curso en que la normativa que rige es prácticamente idéntica a la del año pasado. No hay mejor escenario que este para las escuderías pequeñas y de poco presupuesto, que toman como referencia los monoplazas más competitivos y tratan de hacer réplicas a su manera. Al mismo tiempo, las estructuras punteras deben invertir un dineral en ir un pelín más allá en unos diseños con mucho menos margen de mejora, puesto que no dejan de ser evoluciones de los modelos anteriores. Como consecuencia directa de ello, los departamentos técnicos de los equipos más poderosos se revolucionan y los ingenieros echan humo con el fin de rebajar esa décima de más que, dadas las circunstancias, es tan difícil de arañarle al cronómetro. Y es en este punto cuando, a base de apretar la mecánica para incrementar su rendimiento también puede verse afectada la fiabilidad, algo que parece estar a la orden del día esta pretemporada.

La ristra de problemas técnicos en los seis días de pruebas en este 2013 es considerable y solo los bólidos energéticos han sorteado los contratiempos

En esas están en Ferrari, McLaren, Mercedes y Lotus, mientras que Red Bull permanece a salvo de infortunios, por más que Sebastian Vettel le diera un buen susto a toda la tropa de Milton Keynes. El alemán aparcó su RB9 al final de la recta principal de Montmeló a una hora para que la sesión terminara, aunque él mismo dijo después que el origen de todo fue una tuerca mal puesta en una rueda. Antes, el tricampeón ya había intentado completar una simulación de carrera que finalmente abortó, un buen síntoma, en cualquier caso, que indica que en su taller van un paso por delante de los demás. La tabla de tiempos la encabezó Checo Pérez, cuya mejor vuelta fue tres décimas más rápida que la del campeón y ocho más que la de Kimi Raikkonen, el tercero. El cuarto fue Lewis Hamilton, a la vez que Fernando Alonso concluyó con el quinto mejor registro, a 1,3 segundos del mexicano.

La ristra de problemas técnicos en los seis días de pruebas en este 2013 es considerable y solo los bólidos energéticos han sorteado los contratiempos. Hace dos semanas, en Jerez, palmó McLaren por un fallo en la bomba de gasolina del MP4-28 de Button; Mercedes, a causa de un incendio en el W04 de Rosberg y un fallo en los frenos del de Hamilton; Ferrari, por el sobrecalentamiento en el monoplaza de Massa, primero, y la caja de cambios cuando pasó a manos de Pedro de la Rosa, después; y Lotus, que empleó más tiempo de lo deseable en reparar el embrague del E21 de Raikkonen. La telemetría se cebó de nuevo con la formación de Enstone (Gran Bretaña) en Montmeló, donde el finlandés solo dio 44 giros el martes por una avería en la telemetría, una más que ayer (43 giros), condicionado por la rotura del cambio de su prototipo. “Si ayer no fue un buen día”, dijo Iceman en relación al martes, “hoy ha sido más de lo mismo. Afortunadamente, hemos podido comprobar que el coche tiene un buen ritmo cuando hemos podido salir. Estos días sirven para dar con estos problemas, o sea que estamos haciendo un buen trabajo. Pero, en cualquier caso, es un poco frustrante”.

Alonso, que en su estreno al volante del F138 completó 110 vueltas al trazado barcelonés, solo pudo dar 76 esta vez porque los mecánicos se pasaron un buen rato arreglando el colector del Ferrari. “Parte del trabajo que debemos hacer en estos test es medir la durabilidad de las piezas, y esta, en concreto, ya había llegado al final de su vida útil”, explicó después Luca Marmorini, responsable de motores de la marca de Maranello.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS