Catar oxigena al Atlético

El Atlético recibe 400.000 euros por Markussen, que se marcha a la liga catarí, y remienda sus maltrechas arcas

Markussen, en un encuentro de la Liga Asobal.
Markussen, en un encuentro de la Liga Asobal.diario as

El Atlético de Madrid de balonmano lleva meses dándole vueltas al cubo de Rubik que supone la planificación de la temporada que viene ante la asfixia económica de la que adolece. Sin embargo, este martes ha recibido un balón de oxígeno con la fulminante marcha de Nikolaj Markussen a la liga catarí. El fichaje del danés por El Jaish, que se cerró el lunes, deja en las arcas rojiblancas 400.000 euros (aproximadamente la mitad de la cláusula), a lo que habría que sumar los cerca de 100.000 euros que se ahorrará el club por la ficha del lateral de aquí a final de temporada, según confirmaron fuentes rojiblancas.

La salida de Markussen, de 24 años, que podría jugar ya este jueves el primer partido en su nuevo destino, era algo que en el club de Vistalegre daban por hecho desde que el pasado mes de noviembre el jugador comunicó su intención de marcharse. Aunque en un principio aseguró que lo que quería era regresar a su país, la oferta que ha recibido de Catar ha hecho cambiar de opinión al lateral, algo que ha sorprendido en el Atlético. “Se va a una liga sin apenas nivel y en donde no va a jugar Liga de Campeones”, comentan con cierto estupor en el club rojiblanco. “El chico está muy mal asesorado”, zanjan las mismas fuentes, que tampoco lamentan en demasía la marcha del danés.

Si no encuentra un patrocinador para el año que viene, el club reducirá al menos un 30% el presupuesto, lo que implicaría la marcha de más jugadores

Esta inyección de dinero aporta relativa tranquilidad al Atlético, que sigue sin encontrar un patrocinador principal que le garantice la estabilidad que buscaba tras abandonar Ciudad Real la temporada pasada. El club de fútbol garantiza el poco más de millón de euros que aporta en calidad de patrocinio, pero de no aparecer un sponsor, los rojiblancos se verán obligados a rebajar considerablemente -al menos un 30%- su presupuesto para el próximo curso. El actual ronda los cinco millones de euros. Aunque la salida de algunos, como el cañonero macedonio Kiril Lazarov, se da también por descontada, el Atlético confía en poder retener a las principales estrellas del equipo, Cañellas y Aginagalde, o el propio Dujshebaev. Su intención es seguir en el banquillo rojiblanco, pero en el club asumen que si no se logra un equipo competitivo tampoco sería descartable su marcha.

El fichaje a toca teja de Markussen es además otro ejemplo del poderío de los petrodólares cataríes, que ya se han hecho con varios jugadores de la Asobal este curso, de menos renombre que el lateral danés; que levantaron un súper equipo de la nada, como el PSG, líder de la liga francesa o que pretenden convencer al actual seleccionador español, Valero Rivera, para que dirija al combinado asiático, todo con miras al Mundial que se disputará allí en 2015.

En lo deportivo, con la salida del jugador, de 213 centímetros, el Atlético pierde un pilar en el lanzamiento exterior de cara a la recta final de la temporada, especialmente para la eliminatoria de cuartos de final de la Champions ante el Barcelona. Si bien, esta temporada, entre sus múltiples lesiones y su firme intención de abandonar el club, el danés no ha rendido como el cuerpo técnico esperaba de él.

Sobre la firma

Javier Lafuente

Es subdirector de América. Desde 2015 trabaja en la región, donde ha sido corresponsal en Colombia, cubriendo el proceso de paz; Venezuela y la Región Andina y, posteriormente, en México y Centroamérica. Previamente trabajó en las secciones de Deportes y Cierre del diario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS