“El deporte está viviendo en otro mundo”

El presidente del Balonmano Atlético da por terminada la andadura de su equipo cansado de perder dinero en un "agujero"

Domingo Díaz de Mera.
Domingo Díaz de Mera. Carlos Rosillo

Domingo Díaz de Mera (Ciudad Real, 1955) presidió la Liga Asobal desde 1992 hasta 1999, cuando tomó las riendas del Club Balonmano Ciudad Real. En 2011 trasladó el equipo a Madrid vistiéndolo con el rojiblanco del Atlético. Tras dos subcampeonatos y dos Copas del Rey, el martes anunció su disolución asfixiado por las deudas.

Pregunta. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Respuesta. Ya no estoy dispuesto a poner dinero y por eso el club desaparece. La situación económica general no invita a meter dinero para perderlo en un club de balonmano. Son muchos años de tirar del carro y uno se cansa.

P. ¿Ha perdido la ilusión?

R. No es un problema de ilusión; es un problema de dinero. Si te quedas solo, si no hay patrocinadores que pongan un duro, si las instituciones tampoco están en condiciones de ayudar, hay que poner fin.

P. ¿Es una decisión definitiva o una llamada de socorro?

R. La llamada de socorro cuando sabes que alrededor no hay nadie que te va a ayudar son ganas de dar voces a pregonero. No tiene sentido ninguna llamada de socorro cuando sabes que las instituciones no tienen dinero, no tienen ni para cumplir con sus obligaciones internas, y lo que menos puedes hacer es llegar a pedir para que te ayuden a mantener un club deportivo. Un club deportivo lo tienen que mantener los patrocinadores y los aficionados, y si los aficionados no son los suficientes y los patrocinadores no existen...

P. ¿Todo viene por la deuda con Hacienda?

No solamente el balonmano está muerto; también el baloncesto, el fútbol sala…

R. El problema principal era ese, pero se podría haber solventado si Hacienda no hubiera adoptado medidas cautelares, porque igual que se le estaban haciendo pagos fraccionados, se podría haber llegado a un acuerdo que propusimos para pagar en tres o cuatro años, pero no se ha aceptado. Y ya no se trata de la cantidad que era, 800.000 euros, que se podría haber solucionado, sino que hay que ser consciente de que con una temporada más iba a faltar otro millón para cubrir el presupuesto. No se puede mantener, es así de simple y de sencillo. No hay alternativa. Cuando un club cuesta casi cuatro millones y hay 1.800.000 de ingresos, la cuenta es muy sencilla: faltan dos millones. ¿Y eso quién lo pone?

P. ¿Qué sacó de la reunión con el CSD?

R. En las reuniones no se arregla nada. Esto solo se arregla con dinero. Es muy sencillo: 2.000 aficionados, a 1.000 euros, dos millones, y ya está, arreglado. Pero te garantizo que no los va a poner nadie. El Consejo ha tenido un recorte del 60% del presupuesto, y aparte de eso, ¿cómo le voy a pedir yo al Consejo que nos eche a nosotros una mano económicamente cuando el 90% de los clubes deportivos de este país de cualquier deporte, incluido el fútbol, tienen un súper agujero? ¿Pedirlo al Ayuntamiento? No tienen dinero. ¿A la Comunidad? ¡Están recortando en Sanidad y Educación! El deporte está viviendo en otro mundo y hay que ser realistas. Están cayendo granizos para todos. Lo que pasa es que estamos manteniendo un deporte por encima de las posibilidades. Esto está muerto. Pero no solamente el balonmano; también el baloncesto, el fútbol sala…

P. ¿El caso del Atlético se puede reproducir en otros equipos?

Los jugadores del Atlético, el pasado curso en la Champions.
Los jugadores del Atlético, el pasado curso en la Champions.Hannibal Hanschke (DIARIO AS)

R. Estoy seguro. ¿Cuántos jugadores de nivel nos quedan? Ninguno. Se tienen que buscar la vida fuera.

P. ¿Ya no hay mecenazgo?

R. Si llevas cinco o seis años de crisis en la empresa, has de cerrar el grifo.

P. ¿Se arrepiente de haber traído el equipo a Madrid?

R. No. Había que intentarlo. Pensé que en dos años en Madrid se podría autofinanciar, pero la crisis es tan bestial que no hay manera, y no hay nadie que sea capaz de entrar a patrocinar aquí. Las empresas están muertas.

P. ¿Qué va a pasar con el balonmano?

R. Nos quedan unos poquitos años de vivir la vida en blanco y negro. Creo que esto solo se levanta metiendo menos dinero y yendo a la base, montando escuelas de balonmano y fomentándolas, y en cuestión de cinco o siete años podremos recuperar el nivel con gente joven. Ahora mismo no podemos tener aquí a jugadores de nivel, porque son caros y no puedes competir con Alemania y otros países.

P. ¿En esos cinco o siete años usted se plantearía volver de esas vacaciones forzosas?

R. En la vida te cansas de trabajar, pero cuando tienes vacaciones excesivas también te cansas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS