Ferrari echa el lazo a Raikkonen

El finlandés es el último campeón mundial vestido de rojo, en 2007, y dejó el equipo italiano en 2009, cuando llegó Alonso

Raikkonen y Alonso, en el circuito de Spa.
Raikkonen y Alonso, en el circuito de Spa. Clive Mason (Getty Images)

En una decisión que sería tan sorprendente como valiente y arriesgada, Ferrari puede anunciar esta misma semana la vuelta de Kimi Raikkonen, de 33 años, a la Scuderia, de donde se fue a finales de 2009 después de recibir un monumental finiquito de más de 20 millones de euros, para dejarle el asiento libre a Fernando Alonso, que paradójicamente se convertiría en su nuevo compañero. El hecho de que el contrato de Raikkonen con Lotus termine a finales de esta temporada y que las negociaciones para renovarlo hayan llegado a un punto muerto ha provocado que el finlandés, el último campeón del mundo que se ha coronado vestido de rojo (2007), tenga todos los números de regresar a Maranello a partir del próximo enero y sustituir así a Felipe Massa.

Después de llamar a la puerta de Red Bull, que finalmente optó por promocionar a Daniel Ricciardo desde Toro Rosso, Steve Robertson, agente de Iceman, tanteó a los gerifaltes de Ferrari, que además de Massa también barajaban la posibilidad de incorporar al alemán Nico Hulkenberg, actualmente en Sauber. A día de hoy, todas las apuestas juegan a favor de Raikkonen.

En primer lugar, Ferrari desea un compañero para Alonso que sea capaz de sumar los puntos que en los últimos años no ha conseguido acumular Massa, con tal de plantar batalla a Red Bull en el campeonato de constructores. Además, se busca un conductor que tenga tanta experiencia como sea posible para afrontar el tremendo reto que supondrá el Mundial de 2014, momento en el que entrará en vigor un reglamento absolutamente nuevo, el mayor cambio en la F-1 de los últimos 20 años. “De todos los pilotos con los que he trabajado, nadie siente el coche como Kimi”, ha reconocido en varias ocasiones Pedro De la Rosa, que ya trabajó con el nórdico en McLaren y que ahora volvería a hacerlo pero con los bólidos rojos.

Kimi, el último campeón mundial vestido de rojo, puede sustituir a Massa

Por otro lado, en Maranello consideran que sería positivo que el asturiano, hasta el momento incontestable número uno a bordo, se liberara de un poco de la presión y la responsabilidad que ha recaído sobre él en los últimos tiempos. Al mismo tiempo, también pretenden colocarle al lado a un individuo que ya ha demostrado que puede ser tan rápido o más que él.

“La situación de 2009, cuando prescindimos de Raikkonen, no tenía nada que ver con las circunstancias que vivimos actualmente. No me gusta mirar atrás”, reconocía ayer Stefano Domenicali. “Yo nunca he tenido ningún problema con mis compañeros, esa es la suerte que tienen”, reconoce Alonso. Si a él le da igual tener a Kimi al lado, menos parece importarle al finlandés.

¿Y Massa, qué dice de todo ello? “Si Ferrari ya ha tomado una decisión, a mí no me han dicho nada. Por mi parte, me gustaría poder seguir en un equipo tan bueno como éste, pero si no es posible, ya he demostrado mi talento a lo largo de toda mi trayectoria”, zanjó el sudamericano, cuyo mejor resultado en la F-1 es el subcampeonato que logró en 2008, en pugna hasta la última curva con Lewis Hamilton.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS