Sin multa por un vacío legal

El Valencia no pudo gravar a Rami al estar denunciado el convenio colectivo de la AFE e invalidado el procedimiento sancionador

Rami, tras llegar a Valencia el pasado miércoles.
Rami, tras llegar a Valencia el pasado miércoles. ALBERTO IRANZO (DIARIO AS)

El presidente del Valencia, Amadeo Salvo, se reunió la semana pasada con el de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, a fin de encontrar la manera de castigar a su central Rami, que había cargado días antes en una entrevista contra el entrenador, Miroslav Djukic (“no da la cara”), y contra sus compañeros (“solo hay pelotas en el vestuario”). Pero Salvo se encontró con una situación “rara”: el procedimiento sancionador de la AFE, que establece faltas muy graves (multa de 8.000 euros e incluso el despido), graves (3.000 euros) y leves (600), está sin efecto debido a que el convenio colectivo de los futbolistas españoles está denunciado por la Liga de Fútbol Profesional desde 2011.

Como consecuencia de ese vacío legal, el Valencia decidió no pisarse los dedos y no suspender de sueldo —como pretendía— al jugador, pero sí de empleo. Es decir, abrirle un expediente disciplinario y apartarlo de los entrenamientos, aunque cobrando todo su sueldo, según el régimen interno del club. El jugador dispone hasta el viernes para presentar alegaciones por escrito. Antes, se defendió cara a cara ante el presidente el pasado viernes. En la reunión estaban Rami, su hermana y su abogado y cuñado, además de un intérprete porque ninguno de ellos hablan correctamente el español. En todo caso, se le entendió su enfado furibundo con Djukic. El defensa le reprochó al técnico haberlo acusado de borrarse en el partido ante el Swansea de la Liga Europa en Mestalla (0-3), al ser expulsado en el minuto 10 tras agarrar por detrás al delantero Bony cuando este enfilaba la portería de Diego Alves.

En la nebulosa del caso, desde la AFE apuntan a que la marginación de los entrenamientos a la que ha sido sometido el zaguero francés podría vulnerar el “derecho a la ocupación efectiva del lugar de trabajo”. Justo lo que el Valencia les hizo a tres de sus principales jugadores, Albelda, Cañizares y Angulo, en enero de 2008, tras el enconamiento de estos con el entonces presidente y dueño, Juan Soler. En el club de Mestalla también albergan “dudas” al respecto, aunque entienden que es una “medida cautelar” a la espera de resolver el expediente.

Al impedirle entrenarse podría vulnerarse el derecho a ocupar el lugar de trabajo, según la AFE

Tras sus explosivas declaraciones el pasado miércoles en la Cadena SER, el internacional francés fue obligado a abandonar la concentración del equipo en Granada y se le ha prohibido ejercitarse. En palabras del club, “se le ha exonerado de venir a trabajar”, después de haber escuchado las versiones del técnico y del director deportivo, Braulio Vázquez. Una sanción peculiar: sin entrenarse varias semanas, el zaguero se devalúa tanto para ser traspasado como para ayudar al equipo en caso de necesidad.

Y las lesiones se le acumulan al conjunto de Djukic antes de medirse el jueves en Rusia ante el Kuban Krasnodar en la segunda jornada de la Liga Europa, y el domingo en San Mamés al Athletic en la Liga. Sin Diego Alves, que jugó el sábado ante el Rayo pese a sufrir una rotura fibrilar en el aductor de la pierna derecha y estará un mes de baja. Ni el lateral derecho portugués João Pereira, víctima también de una lesión muscular. Eso sí, Djukic recupera para la portería a Guaita.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS