“El baloncesto femenino en España cada año va a peor”

Marta Xargay, jugadora del Perfumerías Avenida durante el entrenamiento de este viernes.
Marta Xargay, jugadora del Perfumerías Avenida durante el entrenamiento de este viernes. Alvaro García

Este sábado, antes del calentamiento de la primera semifinal de la Copa de la Reina de baloncesto frente a Gran Canaria, Marta Xargay (Gerona, 1990) lo volvió a hacer. Porque son manías. Pisó el parqué con las zapatillas desabrochadas. Luego, se dirigió al banquillo y se ajustó los cordones. Después, cogió el balón y encestó la primera canasta por el lado izquierdo del tablero. Un pequeño ritual que hace con la camiseta azul del Perfumerías Avenida Salamanca desde 2010, cuando llegó con 18 años y, tras conquistar, entre otros títulos, una Euroliga (2011), una Copa en 2012 y dos Ligas (2012 y 2013). En la otra semifinal (17.00, FEBtv), Rivas Ecópolis se mide al Beroil Ciudad de Burgos.

Pregunta. Y a los 23 años, capitana…

Respuesta. Es un reto enorme y da mucho respeto. Además, en mi caso, lo soy sin experiencia, pero las compañeras y el club me lo han puesto muy fácil.

P. ¿Cree que ha madurado demasiado rápido?

R. Hay situaciones en la vida que te hacen madurar más deprisa. Al irte de casa con 18 años tienes que curtirte antes. Te encuentras sola en una ciudad que no conoces y con gente que no has visto apenas. Tuve la suerte de hacerme muy amiga de Isa Sánchez, que estuvo a mi lado. Pero siempre hay momentos de soledad y, sobre todo, con 18 años que te hacen madurar.

P. ¿Qué le aporta el baloncesto?

R. Te abre mucho la mente. Convives con gente de diferentes religiones, culturas... y creces como persona. Te hace valorar las cosas que tienes. Ves que hay personas que durante toda su vida están luchando y yo desde los 18 tengo de todo y no me puedo quejar de nada.

P. ¿Merece la pena vivir de esto?

R. Sí, porque me lo paso bien. Si no fuera así, me hubiera dedicado a otra cosa. No me canso de decir que tengo la suerte de vivir del baloncesto.

A lo femenino le cuesta darse a conocer. Es cierto que los tiempos están cambiando pero los chicos siempre dan más que las chicas, económicamente y mediáticamente.

P. ¿Cuándo se descubre que es importante en un equipo?

R. A mí me ha costado bastante. Me lo decían desde fuera pero no me lo acababa de creer. Pero cuando ves que la gente se interesa por ti, por lo que haces, por cómo te van las cosas y se preocupan, te das cuenta que estás jugando un papel destacado.

P. ¿Cómo ve el baloncesto femenino en España?

R. Cada año va a peor. Hace muchos años había presupuestos muy grandes pero cuando el Ros Casares desapareció en 2012, aparte de perjudicarles a ellos, nos perjudicó a todos. Y desde ahí todo ha ido hacía abajo.

P. ¿Y en las categorías inferiores?

R. Es bueno que haya gente que apueste por esto, como la directiva del Avenida. El problema es que la situación actual no solo está afectando a los equipos grandes sino también a los pequeños. Lo importante es que las generaciones que vienen no pierdan la ilusión y sobre todo la esperanza.

Sería un fracaso no ganar la Copa porque llegamos en un buen momento

P. ¿Por qué no se puede comprar una camiseta suya de la selección en las tiendas y, en cambio, sí la de Gasol o la de Navarro?

R. Porque a lo femenino le cuesta darse a conocer. Es cierto que los tiempos están cambiando pero los chicos siempre dan más que las chicas, económicamente y mediáticamente. Pero de unos años acá las cosas están cambiando a mejor. La Federación y Teledeporte, que nos emite un partido a la semana, están apostando por el baloncesto femenino.

P. Hay jugadoras de la selección como Alba Torrens o Sancho Lyttle que están en Turquía, otras como Amaya Valdemoro probaron suerte en Rusia, ¿qué le cuentan en las convivencias, se vive mejor?

R. Es diferente. Si al irme de casa con 18 me sentía sola imagine fuera de España. Alba está muy contenta en Turquía, pero dicen que en Rusia es más difícil por el clima y por la gente que es más cerrada pero todas están encantadas.

P. Y a nivel económico están mucho mejor…

R. Allí siempre han apostado por el baloncesto. Ahora hay mucha diferencia a nivel económico. Por eso, entre otras razones, muchas se van para allá.

P. ¿Sería un fracaso no ganar la Copa?

R. Sí, porque llegamos en un buen momento. Pero si se pierde, también tenemos que analizar de qué manera se pierde.

Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS