“Correr, meter, luchar y ganar”

El Atlético del 74 que jugó la final contra Bayern se reconoce en el equipo de Simeone

La mayoría de los integrantes del Atlético que jugó la final de la Copa de Europa de 1974, reunidos en Madrid.
La mayoría de los integrantes del Atlético que jugó la final de la Copa de Europa de 1974, reunidos en Madrid. Samuel Sánchez

“Para El Cholo no hay números. Ni el siete, ni el ocho, ni el diez. Todos tienen que sacrificarse”, advierte Panadero Díaz, el lateral izquierdo de aquel legendario equipo del 74. Ayer, en Madrid, se conmemoraron los 40 años de la primera final de la Copa de Europa disputada por el Atlético de Madrid. Reunidos por iniciativa de la exclusiva Peña Los 50 en un emocionante acto, la mayor parte de los integrantes de aquel equipo de leyenda, rememoraron la final perdida con el Bayern. Lo hicieron en un céntrico cine de la capital que, por momentos, evocó los tiempos del NO-DO cuando en la pantalla se proyectó el magistral gol de falta de Luis Aragonés y en la sala retumbó un “¡goooool!”.

Entre recuerdos del fatal disparo de aquel gol de Schwarzenbeck que propició el partido de desempate, Panadero Díaz, que dirigió a Simeone como segundo de Alfio Basile en la selección argentina, no duda en señalar que este Atlético es el reflejo de lo que él fue como jugador: “Correr, meter, luchar y ganar. Así era él como jugador y así es este Atlético. Primero quería aprender, pero luego, ganar. Como entrenador le sigo y en todos los equipos supo buscar y ajustar las características de los jugadores a su idea”, abunda Díaz.

“Como el nuestro, este Atlético de El Cholo no se entrega y tiene contragolpe”, dice Ayala

Hay un sentimiento general entre los veteranos de que ese Atlético es un equipo de autor. “La garra”, dice el Ratón Ayala “es quizá lo más argentino y lo más de El Cholo que veo en este equipo. Traje de mil rayas, los rasgos de su rostro y el bigotillo justifican su apodo. “Este equipo tiene coraje, se lo ha inculcado el Cholo, no se entrega fácilmente y ahí se parecen a nosotros”, prosigue Ayala. “¿Cómo va a cambiar este equipo? No pueden”, intercede Iselín Santos Ovejero cuando surge el cómo debe jugar el Atlético en el Camp Nou. “Como siempre. Tienen una forma de jugar que les ha llevado a estar donde están. Defensa fuerte y ataque rápido”, advierte Ovejero

“En el Camp Nou tienen que ser ese equipo compacto que sube, que baja, que llega arriba con mucha gente cuando saca el contragolpe. Simeone ha sabido conjuntarlos para hacer uno de los mejores Atléticos de la historia, aparte de la suerte que tuvo, porque sin suerte es imposible llegar”, sentencia filosofando Ayala.

“Deben insistir en su estilo: trabajo, jugar al límite, currando, planteando un partido como el equipo sólido que han sido y con Diego Costa que les dé guerra arriba, al contragolpe”, apunta el exquisito nueve que fue José Eulogio Gárate. “Al Atlético le veo bien en su manera de interpretar el juego”, analiza Jabo Irureta, “pero en cambio al Barça no le veo tan fino. Les vi contra el Elche y aunque dominen el partido, no les veo tanto peligro en los últimos metros”.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS