Una plaza para Luis

Del Bosque y los internacionales asisten en Las Rozas a la inauguración del monolito en memoria del exseleccionador.

Los internacionales españoles, en la plaza Luis Aragonés.ÁNGEL DÍAZ (atlas)

“Se llamaba la plaza del fútbol y ahora se llamará la plaza Luis Aragonés. Tampoco es tan diferente, al fin y al cabo si hablamos de Luis, hablamos de fútbol”, aseguró el alcalde de Las Rozas, José Ignacio Fernández Rubio, que ayer destapó el monolito con una placa que honra la memoria del que fuera seleccionador español a las puertas de la Ciudad del Fútbol, junto a Pepi, la viuda del técnico con el que España comenzó un ciclo triunfal en 2008. También asistieron al acto sus hijos y sus 11 nietos, uniformados con la zamarra de la selección y el 8 y el nombre de su abuelo a la espalda. Junto a ellos, con Vicente del Bosque a la cabeza, acudieron algunos internacionales; Jorge Pérez, en representación de la Federación; y decenas de vecinos de la zona que no se lo quisieron perder.

Sincero, íntimo y emotivo, como era Luis. Así fue el acto que bautizó la plaza, básicamente una rotonda que da acceso a la Ciudad del Fútbol desde ayer, donde, según recordó el alcalde de Las Rozas, cientos de niños descubren el placer de jugar a fútbol cada noche. En el tributo estuvo presente Jesús Paredes, el que fuera algo más que la mano derecha del Sabio de Hortaleza durante sus años como técnico, algo más que un preparador físico. Y también asistieron las hijas de Damián González, el que fuera utilero de la Federación. Desde ayer, Luis Aragonés ya tiene una plaza en Las Rozas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS