El peor año desde 1991, con Luis Suárez y Miera

España saldó aquel curso con cinco derrotas, dos victorias y un empate

Vicente del Bosque, en el partido contra Alemania.
Vicente del Bosque, en el partido contra Alemania.AS

Decía el martes por la noche el seleccionador español, Vicente del Bosque, con rostro taciturno y después de que su equipo cayese frente a Alemania en Balaídos (0-1), que el de 2014 “no ha sido un buen año”. Y no le falta razón al entrenador salmantino. A tenor de las cifras y algunas cuestiones nucleares del equipo, parece evidente que España ha perdido el aura que le acompañó en el ciclo triunfal de 2008 a 2012, cuando engarzó tres triunfos consecutivos, uno mundial y los otros dos continentales. “No puedo estar contento con lo que pasó en Brasil, pero afrontamos una época de transición y hay que afrontar con optimismo el futuro”, se consuela el técnico.

El topetazo en el último Mundial de Brasil simbolizó la degeneración de un equipo que poco a poco ha ido perdiendo el pulso. En 2014, la selección ha disputado 12 partidos, con un balance de siete victorias y cinco derrotas, 22 goles a favor y 12 en su contra. Desde 1991 no perdía La Roja tantos partidos en un año natural. Aquel curso, España lo empezó con Luis Suárez en en banquillo y lo acabó con Vicente Miera. En total, fueron cinco derrotas, dos victorias y un empate. La selección de Luis Suárez sucumbió tres veces (ante Francia en choque clasificatorio para la Eurocopa de Suecia 1992; y en dos amistosos frente a Hungría y Rumanía); y el combinado de Miera perdió en dos ocasiones, las dos camino del torneo sueco que acabaría ganando Dinamarca (contra Islandia y otra vez ante la Francia de Michel Platini como entrenador).

Afrontamos una época de transición y hay que afrontar con optimismo el futuro" Vicente del Bosque

El drama de la España actual se produjo en Brasil. Cayó estrepitosamente ante Holanda (1-5) y Chile (0-2) en los dos primeros partidos y quedó apeada del torneo en la fase de grupos. De nada sirvió la victoria ante Australia (3-0). Luego inclinó la rodilla en un amistoso contra Francia, en París(1-0); se quedó en paños menores en el clasificatorio de la Eurocopa de Francia 2016 ante Eslovaquia, a principios de octubre, tras un fallo del meta Casillas (2-1); y volvió a besar la lona este martes en el amistoso de Vigo ante la campeona Alemania (0-1), en una muestra más de que ha perdido su pujanza frente a las más grandes.

Después de 33 meses al frente del ránking de la FIFA, de una soberanía incontestable como número uno del mundo, la selección española ha caído hasta el décimo puesto. Pese al empeño del seleccionador en minimizar las fisuras, la estructura del equipo nacional exige una revisión de arriba abajo.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS