Las cifras atosigan al Espanyol

El club adeuda 134 millones y ha perdido 6.548 socios desde 2012

Joan Collet, presidente, y Josep Maria Duran, director financiero, en la Junta del Espanyol.
Joan Collet, presidente, y Josep Maria Duran, director financiero, en la Junta del Espanyol.Carlos Mira

Las deudas aprietan al Espanyol. 471 accionistas en representación de 1.166, el 73% del accionariado, dieron por bueno el ejercicio económico 2013-2014, que cerró con un déficit de 111.306 euros. La deuda neta del club asciende a 134 millones de euros, siete menos que el curso pasado, aunque la tesorería tirita frente a los compromisos con Hacienda y la deuda a corto plazo. “Presentamos un balance optimista pero somos conscientes de que parte de la deuda hay que pagarla antes de que se genere ese dinero”, reconoce el presidente, Joan Collet.

Collet, que tras la Junta anunció que no volverá a presentar su candidatura a la presidencia, se ha ido distanciando de sus valedores y máximos accionistas, Ramon Condal y Daniel Sánchez Llibre, y pilota la nave más respaldado por los ejecutivos que por los consejeros. Un síntoma de su incipiente soledad. El grupo de Genética Perica, en su mayoría representado por Sergio Oliveró y Néstor Oller, gana protagonismo y desafía el poder de Sánchez Llibre y Condal. Una nueva lucha de familias como en el pasado fue la disputa entre Sánchez Llibre y Lara.

“Hace dos años teníamos el 12% del capital social, ahora tenemos el 24 y esperamos conseguir el 35. No somos un grupo opositor, hemos respetado su trabajo, sin poner palos en las ruedas”, intervino Oliveró, tan conciliador con el consejo como con los máximos accionistas. “Hay un conflicto de intereses que está afectando al crecimiento del club. Entendemos el cansancio de Condal y Dani y que no quieran abandonar el club hasta que sus intereses no se resuelvan. Nos ofrecemos a ayudarlos, a buscar nuevos inversores para una nueva etapa que genere ilusión. Les solicitamos su respaldo”, agregó Oliveró.

El pacifismo lo rompió Jordi Puig, otro miembro de Genética Perica. “Según el auditor, la deuda neta no es de 134 millones, si no de 151”, criticó Puig. “Además”, añadió; “el patrimonio es de 20 millones negativo”. La Junta se centró en la deuda y en los problemas financieros, un déficit que ahoga cada vez más la economía del Espanyol. La deuda con Hacienda asciende a 43 millones que se deben amortizar en los próximos cuatro años. “El gran problema, es que pagamos algo hoy y mañana ya tenemos un nuevo pago que afrontar”, agregan desde el club. Un problema representado en un fondo de maniobra de menos 25 millones de euros.

El Espanyol presentó ingresos por 48 millones, cerca de seis menos que el ejercicio anterior. Una de las principales causas es la finalización del contrato con TV-3. Collet asumió, con orgullo, el vínculo con Power8 por los derechos de nombre de estadio Cornellà-El Prat. Un contrato que dejará en las arcas del club 38,5 millones de euros hasta 2021. El club, que ha perdido 6.548 socios desde 2012 (de 33.754 a 27.206) ignora si se tendrá que desprenderse de algún jugador en el invierno para airear la tesorería. “No sé que pasará en el mercado de invierno, pero no se lo pondremos fácil a ningún jugador para que se marche”, cerró Collet. Caída de socios: 2012 33.754 / 2013 de 29.576 socios / 2014 esta 27.206

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS