“Este ambiente nos pone”

Cadenas ensalza el “arranque inmejorable” y “el valor de sentenciar en el primer tiempo un partido de un Mundial”

Aginagalde, busca hueco entre los defensores tunecinos
Aginagalde, busca hueco entre los defensores tunecinosDiego Azubel (EFE)

Fue una noche de contrastes. Los que llegaron armando jaleo y metiendo ruido, se fueron en silencio, con las cabezas gachas, sin un hilillo de voz en la garganta. Y al revés. Aquellos que entraron en el Lusail Multipurpose Hall como si lo hicieran pidiendo permiso, sin querer aguar la fiesta, por aquello de no estropear el ritual inicial de cánticos tunecinos, se fueron hinchados de alegría, muy pomposos. Eso en lo que se refiere a las hinchadas, muy desequilibradas en cuanto a número; otra cosa es lo que ocurrió en la sala de prensa.

“Por favor, silencio”, solicitó el maestro de ceremonias de la conferencia. “Por favor, ¿pueden callarse de una vez?”, terminó reprendiendo, de la forma más educada posible, a los periodistas tunecinos que farfullaban hacia el seleccionador Sead Hasanefendic, entre ellos mismos, con todo el mundo. “Motiva tener a tanta gente en contra, pidiéndonos que nos fuéramos del pabellón. Este ambiente nos pone”, manifestó Víctor Tomás en la zona mixta, una vez que España había apeado a los africanos y había tomado rumbo a los octavos.

Los jugadores españoles celebran la victoria
Los jugadores españoles celebran la victoriaRobert Ghement (EFE)

“Lo habíamos hablado. Debíamos salir fuertes”, agregaba Rocas, uno de los que participó en el festín de los primeros minutos, cuando España saltó a la pista desbocada, de frente, a por su adversario por la vía directa. “Sabíamos que debíamos subir el nivel desde el principio”, prolongaba Manolo Cadenas, en el tono monocorde que emplea habitualmente. La procesión iba por dentro, porque en el fondo, el técnico estaba la mar de contento. No era para menos. En progresión, su equipo barrió a Túnez y aterrizará en los octavos –ante Dinamarca o Islandia (19.00, Teledeporte)– con la moral por las nubes.

“El arranque de partido ha sido insuperable”, explicaba Cadenas; “como entrenador te da una gran confianza tener jugadores tan responsables e implicados como los que yo tengo y si encima empieza el partido y jugamos así, no puedo estar más satisfecho. Estoy encantado con el rendimiento del equipo”. El elogio hacia sus hombres no quedó ahí. “Parece que este equipo es capaz de ofrecer cada día algo más. Dejar sentenciado en el primer tiempo un partido en un Mundial que si se caracteriza por algo es por la igualdad es algo a destacar”, subrayó.

No quiso personalizar el preparador, pero la actuación de Ugalde le obligó a lanzar más flores. “Ha sido letal, ha sido clave para dejar sentenciado el partido en el primer tiempo”, dijo, antes de zanjar con ese discurso neutro al que acostumbra: “Dinamarca o Islandia, ¿a quién prefiere en cuartos?”, le preguntaron. “El equipo que me toque. Nunca pienso en eso, porque no depende de mí. Sea el que sea, tanto Dinamarca como Islandia son dos equipos del máximo nivel”.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS