El Málaga se gusta

Un golazo de Darder y el esplendor de sus jóvenes acaban con un Getafe combativo en el estreno de Pablo Franco en el banquillo

Los jugadores del Málaga celebran el gol de Juanmi.
Los jugadores del Málaga celebran el gol de Juanmi. Carlos Diaz (EFE)

Revitalizado por su espléndido triunfo en el Camp Nou, el Málaga se mueve en la Liga con soltura, bien sostenido por la solvencia de sus dos centrocampistas, Camacho y Darder, empujado por el talento de sus jóvenes figuras, caso de Samu, Horta, Castillejo o Juanmi. Es un buen equipo de fútbol, que sabe gustarse y se mueve con mucho desparpajo bien guiado por Javi Gracia.

El conjunto andaluz encara los partidos con una madurez que asusta y apenas tuvo problemas para doblegar a un Getafe sumido en cierto desconcierto. El motivo, de sobras conocido. La espantada de Quique Sánchez Flores, que ha dejado al conjunto madrileño en plena remontada y en manos de Pablo Franco, técnico del filial. Fue un Getafe muy parecido al de Quique. Lógicamente, sin Sammir, traspasado al fútbol chino. También sin la pujanza del fútbol que muestra en su estadio. Fuera de casa, su fútbol es más tímido, sin contundencia. Se demuestra, por ejemplo, en el juego de dos hombres destinados a marcar diferencias, caso de Sarabia y Pedro León, desaparecidos muchos minutos.

MÁLAGA, 3-GETAFE, 2

Málaga: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton, Boka; Camacho, Darder (Recio, m. 74); Samu (Duda, m. 80), Horta, Samu Castillejo; y Juanmi (Amrabat, m. 62). No utilizados: Ochoa; Miguel Torres, Tissone y Luis Alberto.

Getafe: Jona; Alexis, Naldo, Velázquez, Escudero; Juan Rodríguez, Diego Castro; Pedro León (Yoda, m. 74), Sarabia, Freddy (Ivi, m. 81); y Álvaro Vázquez. No utilizados: Guaita; Arroyo, Valera, Astray y Felip.

Goles: 1-0. M. 10. Juanmi. 1-1. M. 55. Álvaro Vázquez. 2-1. M. 57. Darder. 3-1. M. 67. Horta. 3-2. M. 75. Álvaro Vázquez.

Árbitro: Prieto Iglesias. Amonestó a Darder, Alexis, Rosales y Samu Castillejo.

La Rosaleda. Unos 22.000 espectadores.

Con una asombrosa facilidad, el Málaga se impuso a su rival incluso cuando peor se le puso el encuentro. Había empatado el Getafe al inicio de la segunda mitad después de la única aparición de Pedro León. Su equipo lo necesita más. Surgió entonces la figura de Darder para definir de manera impecable con un disparo impresionante desde fuera del área. Ahí prácticamente se acabó el partido, porque los espacios se le abrieron a este rápido y pujante Málaga.

Su juego fue una avalancha que destrozó al Getafe. Horta y Juanmi no marcaron de milagro y sí lo hizo el propio Horta después de una espléndida internada de Samu Castillejo. El conjunto andaluz desplegó un fútbol de rápidas transiciones, encabezadas por futbolistas que apenas superan los 20 años, caso de Samu, Samu Castillejo, Horta, Juanmi o Darder. El Getafe tuvo la virtud de no bajar los brazos, lo que alimentó en gran medida que el encuentro no decayera. Le faltó la aportación de Sarabia, muy perdido ante el acoso de Camacho y sin personalidad para ser el líder del equipo. También lo pasó muy mal Alexis ante el rápido Samu Castillejo, como se demostró en el tercer gol de los andaluces.

Ni el segundo gol de Álvaro, en un despiste defensivo de los de Gracia, dio emoción al tramo final del encuentro. El Málaga no sufrió, tuvo el balón y salió Amrabat para atar de forma definitiva la victoria.

Doce triunfos son ya los que tiene este fantástico Málaga. Los mismos que toda la temporada pasada. A un punto del Villarreal y en espera de que los de Marcelino jueguen en el Santiago Bernabéu frente al Madrid, los de Gracia aspiran a Europa cuando el objetivo era la permanencia. Es el momento de soñar para estos jóvenes audaces tan bien dirigidos por un técnico como Gracia. Una buena noticia para la Liga la irrupción de este Málaga, valiente y bonito, también seguro atrás.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS