obituario
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El periodismo consiste en dar noticias, en ser Fernando Borderías

Pocos han representado mejor la figura del periodista bohemio e irónico, curioso y perseverante, tenaz, a veces corrosivo, entregado a la causa

Fernando Borderías.
Fernando Borderías.

Aún jubilado, Fernando Borderías siempre sabía más cosas que cualquiera de cuantos teníamos la suerte de poder compartir un cortado, o de vez en cuando una buena comida, necesitados como estábamos de recordar nuestra condición de periodistas, los deberes y obligaciones del oficio aprendido en aquellas redacciones que funcionaban como un taller obrero, salas en que la tradición oral tenía más fuerza que los tuits de hoy.

No regalaba los oídos a nadie sino que nos reprendía por la tentación que teníamos de convertirnos en relaciones públicas o masturbadores de lectores por las ofertas tentadoras del poder. Jamás aceptó ser jefe, solo ejerció de forma interina un par de días, hasta que se dio cuenta de que si cambiaba de gorra, si se pasaba al otro lado, dejaría de ser el héroe romántico de aquellos muchachos que de pequeños soñaban con ser mayores para cerrar los bares de la ciudad y abrir los vestuarios y las salas de prensa de Sarrià y el Camp Nou.

Muy pocos han representado mejor la figura del periodista bohemio e irónico, curioso y perseverante, tenaz, admirablemente digno, terriblemente sincero, a veces corrosivo e incluso cruel, entregado a la causa. No he conocido en mi vida a un periodista que fuera más fiel a la profesión que Borderías.

La opinión se la guardaba para las comidillas con sus amigos, la mayoría discípulos de renombre, guardianes de sus esencias, como Lluís Canut, quizá quien más sabe de la vida y muerte de Fernando. A sus oyentes solo les ofrecía información pura y dura, la noticia al momento, servida por su voz de actor de doblaje y por la de los propios protagonistas, a los que siempre localizaba, por tierra, mar y aire, en los aeropuertos o en las estaciones, escondidos o a la luz del día, siempre cazados por Borderías.

Vinculado a Radio Nacional de España desde 1970 a 2007, colaborador de TVE en espacios pioneros como Sobre el terreno, su programa Los Deportes, de Radio Peninsular, y posteriormente sus intervenciones en Radio Cadena, fueron referenciales por bien elaborados y documentados, una muestra del mejor periodismo de la época. El premio a la Trayectoria Periodística que le concedió la Generalitat, uno de los varios galardones que recibió, acredita su cátedra, reconocida por jóvenes y veteranos, entregados a su estilo. Nadie se manejó mejor con el teléfono ni dio más noticias en la vida —que es de lo que se trata el periodismo—, que Fernando Borderías.

Un cáncer acabó con su vida a los 71 años y este jueves se le despedirá a las 10.00 horas en el Tanatorio de Les Corts. No sé cómo será el periodismo del futuro, pero mientras lo discuten yo seré esclavo emocional del que representó Fernando (Zuera, 1944).

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS