Dopaje de un campeón de España

Mohamed Marhoum, que se proclamó campeón nacional de 'cross' el pasado mes de marzo, dio positivo por EPO en un control de la AEPSAD, la agencia española antidopaje

Mohamed Marhoum se proclama campeón de España de 'cross', el pasado mes de marzo.
Mohamed Marhoum se proclama campeón de España de 'cross', el pasado mes de marzo.J. J. Guillén (efe)

Fuentes de la AEPSAD (agencia antidopaje española) ha confirmado el positivo por EPO en un control fuera de competición del atleta Mohamed Marhoum, actual campeón de España de cross y de Europa de cross por equipos, con el Guadalajara. Es el último bandazo de un atleta que llegó a España sin papeles y contó con la ayuda de instituciones y empresarios para poder seguir su carrera deportiva. Según el Código Mundial Antidopaje la sanción para un positivo por EPO puede alcanzar los cuatro años.

Mohamed Marhoum, un niño marroquí que cruzó la frontera y pasó unos meses en un centro de menores, logró la nacionalidad española en junio de 2011 “por carta de naturaleza”, es decir, por su valor deportivo. “Según su ficha de la federación había nacido en 1991, y por su edad y por su nivel de marcas nos pareció un atleta de mucho futuro”, señalan fuentes federativas. “Pero, cuando consiguió la nacionalización comprobamos que su edad real era cuatro años más, que había nacido en 1987, por lo cual su interés deportivo no era ya tan importante”. Era junio de 2011 y después de descubrirse el problema de la edad debió abandonar la residencia Blume, en la que estaba becado. Dejó a su entrenador, Luis Miguel Landa, a quien sustituyó Antonio Serrano. El papel de la Blume lo asumió el empresario odontólogo Fernando Seoane Pampín, un mecenas del atletismo que seguía y admiraba la carrera de Marhoum desde antes de que se nacionalizara y que lo inscribió en el club que patrocina con el nombre de su clínica dental.

Cuando consiguió la nacionalización, la Federación comprobó que su edad real era cuatro años más de la que decía su ficha

A Seoane, Marhoum le decía siempre que era como su segundo padre —sus padres biológicos y hermanos aún viven en Marruecos— y cuando el otro día habló con él para confirmarle que había dado positivo, solo fue capaz de decirle: “Te pido disculpas. Lo siento mucho por ti”. Para Seoane, el positivo no fue una sorpresa absoluta. El empresario amante del atletismo ya había empezado a sospechar de que algo raro ocurría cuando la federación anunció su baja tanto del Mundial de cross como del Campeonato Ibérico de 10.000 metros, en ambos casos “por enfermedad”, debido a que las analíticas a que se había sometido arrojaron unos valores hematológicos sospechosos. Justamente el elevado hematocrito del atleta alertó a la AEPSAD, que procedió con el control antidopaje dirigido. “Aun sabiendo que no tengo culpa de nada, me siento con un sentimiento de culpa muy grande”, dice Seoane. “Intentas ayudar a alguien y al final acabas perjudicando al atletismo”.

Más información
Positivo por EPO de Rita Jeptoo, la mejor maratoniana
La Audiencia deja sin sanción a un triatleta que confesó haber comprado EPO
Gloria al sancionado por dopaje
“Los honestos aún deben reconquistar el deporte”

De Marhoum también se ha desligado rápidamente su actual entrenador, Jesús Peinado, quien lo acogió cuando dejó a Serrano. Peinado, envió una carta en la federación en la que anuncia que también le he despedido del club de Guadalajara al que ayudó a convertirse en campeón de Europa. La razón principal, según anunció a la agencia EFE, no ha sido tanto el positivo sino porque le era imposible mantener un control sobre las andanzas del atleta, quien pasaba meses enteros entrenándose en Ifrane, en el Atlas marroquí. Ifrane es el centro de alto rendimiento en altitud construido expresamente para Hicham el Guerruj. En argot de muchos atletas españoles, “bajar a Ifrane” es como “bajar al moro” para los camellos de hachís.

Marhoum es el tercer atleta positivo por EPO en controles antidopaje de la AEPSAD. Hace dos años ofrecieron el mismo resultado en el campeonato de España de 5.000 metros, Sergio Sánchez y Alberto Lozano.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS