El Eibar ya conoce al lobo

El conjunto armero, obligado a la reinvención, modela su equipo con el objetivo de no repetir los errores del pasado

Mendilibar, en el banquillo del Eibar.
Mendilibar, en el banquillo del Eibar.A. FERNANDEZ

Lo vivido por el Eibar la temporada pasada daría para escribir tanto un libro deportivo con apuntes económicos como una fábula infantil que tendrían difícil acomodo en la estantería de cualquier librería. Su argumento cuenta además con elementos tan melodramáticos como la salida de su protagonista, Gaizka Garitano, apesadumbrado por no haber conseguido evitar el hundimiento de su equipo, y que renegó de ser recuperado para la causa cuando las goteras de uno de sus rivales le permitieron seguir a flote. Garitano dejó su puesto tras sumar una segunda vuelta pésima (dos victorias, dos empates y 15 derrotas) y dilapidar lo conseguido en la primera parte del campeonato (27 puntos repartidos en siete victorias, seis empates y seis derrotas), en una debacle que llevó al equipo armero a descender deportivamente en su primera temporada en la máxima categoría.

Sin embargo, el buen hacer en la parte contable (tuvo que realizar una ampliación de capital de dos millones de euros que le obligaba la Ley del Deporte) permitió al Eibar mantenerse otro año en lo más alto tras haber acometido la reconversión financiera más importante en sus 74 años de historia. “En los últimos años se ha hecho una apuesta por un control económico, por la seriedad y el rigor. Nosotros podríamos haber traído estrellas y no pagarles, pero eso devalúa la competición. Debemos ser coherentes, tienen que cambiar las cosas en el fútbol”, dijo su presidente, Alex Aranzabal, seña de identidad de un equipo que rodeó su estadio, el vetusto Ipurúa, todavía en obras para poder cumplir con las 15.000 localidades mínimas que marca la Liga.

Plantilla renovada para Mendilibar

Altas: Juncá (Girona), Riesgo (Osasuna), Luna (Aston Villa), Eddy Silverstre (Murcia), Escalante (Catania), Bastón (Atlético), Mauro Dos Santos (Almería), Keko (Albacete), Ramis (Levante), Enrich (Numancia).

Bajas: Bóveda (Athletic), Navas (R. Sociedad), Abraham (Zaragoza), Manu del Moral (Sevilla), Piovaccari (Sampdoria), Dídac (Milan), Páez (Liverpool), Javi Lara, Borja, Irazusta (Atlético Koolkata), Sergio García (Murcia), Añibarro (retirado), Boateng, Ángel, Lekic (sin equipo).

Con Gaizka Garitano fuera del banquillo, el club armero ha recurrido a uno de sus viejos conocidos, José Luis Mendilibar, quien ya se hiciera cargo del equipo en la 2004-2005. Entrenador de mucho carácter, hasta el hito del ascenso la temporada 2013-2014 su Eibar fue el que más cerca estuvo entonces del ascenso (terminó en cuarta posición). “Tenemos que empezar a trabajar fuerte y esperamos hacer un equipo competitivo para ilusionar a la gente”, declaró el técnico de Zaldibar durante su presentación. Fue antes de que se conociera si su equipo competiría en Primero o en Segunda, lo que ha dificultó la confección de la plantilla, circunstancia de por sí complicada por los limitaciones económicas a la hora de fichar. “Aún nos quedan tres o cuatro jugadores por fichar: un defensa central, un medio centro y un media punta”, matizan desde el club, tras haber firmado ya a diez futbolistas nuevos. “Casi todos somos nuevos, yo también y todos estamos aprendiendo. Para eso está la pretemporada. Yo me tengo que hacer a ellos y ellos a mí”, asegura el técnico vizcaíno.

Del encaje de esas 13 o 14 piezas nuevas dependerá el futuro de un equipo que si alguna conclusión puede sacar de su primera temporada en Primera es la facilidad con la que dilapidan las diferencias cuando el campeonato empieza a estrecharse. Y se trata de una fábula con un final infeliz que no quieren repetir.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

GORKA PÉREZ

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS