La muerte de una niña de 12 años eleva a siete los muertos en A Coruña

La menor se encontraba en estado crítico por un traumatismo craneoencefálico La Guardia Civil envía un equipo especializado desde Madrid para la investigación

La muerte de una menor de 12 años por un traumatismo craneoencefálico ha elevado a siete el número de víctimas mortales del accidente en un rally este sábado en A Coruña, donde uno de los pilotos perdió el control del vehículo y arrolló a una veintena de espectadores. Dos personas siguen hospitalizadas muy graves, una de ellas una menor; y cinco más presentan heridas de distinta consideración, según fuentes médicas. Otras 10, que presentaban heridas leves, han sido dadas de alta a lo largo de este domingo. Mientras, se han realizado las autopsias a otros seis fallecidos, que serán enterrados este lunes.

Más información
Muere un motorista polaco en el Dakar
Dos muertos en un atropello múltiple en un rally en Cantabria
Heridos siete espectadores al salirse un coche durante un rally en Viveiro

Hacía 14 años que no se celebraba este rally de A Coruña. "La gente se concentra en esa recta porque viene una curva espectacular donde hay derrapajes", ha explicado esta mañana el miembro de uno de los equipos de la carrera disputada el sábado. Sin que se sepan las causas, el coche perdió el control después de un cambio de rasante y en una recta que precedía a la entrada de una curva de 90 grados. El vehículo, un Peugeot 206 XS, se desplazó hacia la cuneta de la derecha cuando en teoría debería haberse desplazado hacia la izquierda. El coche dio una vuelta de campana y golpeó a los espectadores. 

La Guardia Civil enviará desde Madrid a un equipo especializado en accidentes para analizar las causas de la tragedia. El piloto que conducía el coche que se abalanzó sobre los espectadores, Sergio Taveayo, está "destrozado" anímicamente, según ha contado esta mañana el ganador de la prueba, Iván Ares. El pueblo de Carral está conmocionado por la tragedia.

"La federación gallega no depende de la española", explica Luis Moya, expiloto de rallies al ser requerido por el accidente. "Y, por lo tanto, no sigue los criterios de la FIA [federación internacional de automovilismo] ni de la federación española. No sé cómo ha actuado". "El delegado de seguridad tiene potestad para anular tramos de carrera si entiende que pueda haber algún peligro. Avisa al director de carrera y se anula el tramo", añade el excampeón gallego.El presidente de la federación gallega, Iván Corral, lo niega. "El automovilismo se rige por los mismos criterios de seguridad. Es igual que el fútbol: el penalti es desde los 11 metros. Estamos de luto", ha declarado Corral.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS