La Operación Puerto despierta de su hibernación

La Audiencia Provincial de Madrid debate, falla y vota hoy sobre los recursos del caso, pero redactará y hará pública la sentencia en las próximas semanas

Eufemiano Fuentes, en una de las jornadas del juicio
Eufemiano Fuentes, en una de las jornadas del juicioLUIS SEVILLANO

Dos años y siete meses después de la sentencia del juzgado número 21 de Madrid que condenó a Eufemiano Fuentes a un año y a Ignacio Labarta a cuatro meses, la Audiencia Provincial madrileña ha despertado de su hibernación los nueve recursos de apelación presentados y los tres magistrados que componen su sección primera se han reunido para deliberar, votar y fallar el auto de admisión de los recursos y la sentencia sobre los mismos. Fuentes judiciales señalan que la votación se producirá hoy viernes 27 o el lunes próximo a más tardar, pero que la sentencia deberá redactarse a continuación, lo que llevará unas semanas. Se espera que se conozca su contenido en enero de 2016, cuando algunas de las peticiones de los recurrentes, como la entrega de las casi 200 bolsas de sangre a las autoridades deportivas para identificar y sancionar a los deportistas que hubieran recurrido a las transfusiones, carezcan ya de sentido debido al tiempo transcurrido.

Cuando la sentencia sea firme habrán transcurrido casi 10 años desde la comisión del presunto dopaje

Mientras Eufemiano Fuentes, médico canario condenado por un delito contra la salud por organizar un sistema de transfusiones sanguíneas para deportistas y almacenar las bolsas de sangre congelada fuera de los circuitos sanitarios, y el entrenador aragonés Ignacio Labarta, recurrieron contra su condena, los acusadores particulares (Jesús Manzano, Comité Olímpico Italiano, Unión Ciclista Internacional, Consejo Superior de Deportes, Federación Española de Ciclismo y Agencia Mundial Antidopaje) y la fiscalía solicitaron el aumento de la pena de ambos así como que se condene a los tres acusados absueltos, Manuel Saiz, Vicente Belda y Yolanda Fuentes.

La atención internacional, que ha convertido los avatares de la Operación Puerto desde su desencadenamiento, en mayo de 2006, en síntoma y señal de la desatención española hacia los problemas del dopaje, está, sin embargo, más preocupada que por la condena a los acusados por el destino final de las bolsas de sangre y la identidad de los deportistas que se esconde detrás de los seudónimos (nombres de mascotas habitualmente) bajo los que estaban congeladas. Esta necesidad de identificación, que solo podría ser llevada a cabo por la AMA o la UCI, también la sienten las grandes figuras del deporte español, a quienes se ha acusado sin pruebas de beneficiarse de los tratamientos de Eufemiano Fuentes y que se verían, así, de una vez libres de la carga de tener que desmentirlo permanentemente.

Más información
Todo sobre la OPERACIÓN PUERTO
Sangre caducada
“Arrepentirme no sirvió de nada”
El comandante antidopaje
Muñoz Merino admite “actuaciones extrajudiciales” en torno a Puerto

Será sin embargo, muy complicado, prácticamente imposible, que sus deseos se conviertan en realidad. Aunque la terna de magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid, presidida por el juez ponente Alejandro María Benito, atienda los argumentos de los apelantes y revoque la orden de destrucción de las bolsas almacenadas en el laboratorio antidopaje de Barcelona que figura en la sentencia recurrida, cuando la sentencia sea firme habrán transcurrido casi 10 años desde la comisión del presunto dopaje, por lo que, según la ley antidopaje que fija una fecha de caducidad de ocho años, la falta habría prescrito y no podría abrirse expediente sancionador a ningún deportista.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS