El Madrid sigue con sus finales

Los blancos necesitan la victoria ante el Bayern para continuar en la Euroliga

Llull, en el partido ante el UCAM Murcia.
Llull, en el partido ante el UCAM Murcia.Zipi (EFE)

El mes de diciembre es demasiado pronto para jugar una final, y no digamos ya tres. La de este viernes en Múnich es la segunda del Real Madrid y si sale vivo de este match ball aún quedará una más la semana que viene, ante el Estrasburgo en casa. Pero los cuartos se juegan ante el Bayern (20.00, Canal + Deportes), es el día clave: una victoria allanaría notablemente el camino hasta la siguiente fase de la Euroliga de baloncesto, el Top 16, y una derrota, en cambio, dejaría a los blancos al borde de la eliminación o directamente desahuciados si el Estrella Roja gana al Fenerbahçe.

La victoria es innegociable para el actual campeón de la competición, que se ha visto metido en un embrollo totalmente inesperado, acumulando cinco derrotas en ocho partidos que les deja con el agua por la barbilla. “Seguimos dependiendo de nosotros mismos”, apuntó el entrenador del Madrid, Pablo Laso, en la rueda de prensa de ayer. “Necesitamos la victoria en Múnich y contra el Estrasburgo y estaríamos clasificados”, aseguró. “Es lo único que tenemos en la cabeza ahora”.

Más información
La pesadilla europea del Madrid
El Madrid vence a fuerza de orgullo al Fenerbahçe
El Madrid cae ante el Estrella Roja y pende de un hilo en la Euroliga

En la mente y en los desvelos de Laso está desde hace días el incómodo conjunto alemán, que a punto estuvo de poner una piedra más en el camino en esta Euroliga del Madrid. En el encuentro celebrado en la capital de España, los blancos necesitaron una remontada épica en los últimos minutos para terminar ganando el partido con un triple casi sobre la bocina de Jaycee Carroll. “Nos costó muchísimo ganar”, recordó Laso, que es consciente de la gran dificultad de derrotar al Bayern a domicilio, un conjunto dirigido desde el banquillo por el experimentado y ganador de casi todo Svetislav Pesic. “Es un equipo muy sólido, muy bien entrenado y que tiene muy claras las cosas que quiere hacer, tanto defensiva como ofensivamente”, explicó Laso. En la cancha, como enemigo, estará KC Rivers, que brilló de blanco el pasado curso.

La situación es de máximo estrés para el campeón, sería la primera vez que un defensor del título cae en esta fase de la competición, pero el equipo ha dado señales de mejoría en los últimos partidos, especialmente en defensa. En el choque anterior frente al Fenerbahçe el Madrid solo encajó 73 puntos, bastante por debajo de lo que venía promediando (86). “Tenemos que mejorar en situaciones defensivas, tenemos que dar un paso adelante y buscar mejores situaciones en ataque ante un equipo que es sólido en defensa”, analiza Laso.

En Múnich se podría producir el debut del último fichaje blanco, el senegalés Maurice N’Dour, que será necesario si se confirman las bajas de Nocioni y Thompkins. Llull, decisivo ante el Fenerbahçe, arrastra una tendinitis en la rodilla, pero su participación en principio no peligra. “Ya sabemos cómo es, nunca se quita”, adelantó Laso. La baja segura sigue siendo la de Rudy. No es la mejor situación ni el mejor momento para jugarse la temporada, pero hoy es el todo o nada del Madrid.

Sobre la firma

Alejandro Prado

Redactor en la Mesa de Edición del diario EL PAÍS. Antes prestó sus servicios en la sección de Deportes y fue portadista en la página web. Se licenció en Periodismo en la Universidad Carlos III y se formó como becario en Prisacom.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS