“España es la cantera del mundo”

Pablo Blanco, coordinador de las categorías inferiores del Sevilla, explica el interés de los grandes clubes por los futbolistas españoles

Los jugadores del Sevilla rodean a su entrenador en uno de los partidos del torneo.
Los jugadores del Sevilla rodean a su entrenador en uno de los partidos del torneo.LALIGA

“Carlitos es bueno. Avanza con el balón pegado al pie, regatea de lujo, es dinámico. Ya lo van conociendo y el Valencia lo ha parado bien”, señala Pablo Blanco, coordinador de la cantera del Sevilla y máximo responsable de la expedición andaluza a Miami, al torneo de La Liga Promises, justo después de que su equipo ponga final a la primera fase con un empate a cero con el Valencia que le garantiza la primera plaza en la fase de grupos.

Dominio español en semifinales

Cuartos de final:

Real Madrid, 0 - Valencia, 1.

Sevilla, 3 - Borussia D, 0.

Villarreal, 3 - Juventus, 1.

Celta, 1 - FC Barcelona, 2.

Semifinales (hoy):

Valencia - Sevilla (16.00)

Villarreal - FC Barcelona (16.45).

Final (hoy a las 18.45). Antes jugarán una selección de equipos de la Liga española contra otra del resto de los equipos. El torneo, organizado por La Liga y la Fundación El Larguero, ha contado con 17 equipos sub-12, 10 de ellos filiales de equipos de la Primera División española, y se ha celebrado por primera vez en Estados Unidos.

El Sevilla es el actual campeón nacional de este torneo y Blanco (13 temporadas en el primer equipo) observa los partidos desde una azotea anexa al campo. No se sienta en el banquillo, donde deja a los entrenadores hacer su trabajo. Sus 25 años al frente de la cantera del Sevilla le permiten analizar con bastantes elementos de juicio la evolución de la formación de jugadores y su repercusión en el fútbol español, que rompió amarras en la última década. “España se ha convertido en la cantera del mundo. Estamos al nivel de Brasil o Argentina, tradicionales viveros del fútbol mundial. Pero es que no salen solo jugadores de los primeros equipos, es que salen chavales para equipos ingleses, alemanes, italianos…”, destaca Blanco, alucinado cuando algún que otro jugador de la Juventus cantaba el himno del Sevilla en la excursión por la Bahía de Miami organizada por el propio torneo.

“Para mí hay tres claves en esta diáspora del fútbol español. La primera es el trabajo del Colegio Nacional de Entrenadores educando a fantásticos técnicos. Luego, los éxitos de la selección, que hicieron despertar el interés de los clubes europeos. Y además me gustaría destacar lo que aportaron gente como Cruyff, que también cambiaron el fútbol español”, señala el exfutbolista del Sevilla poco después de dar ánimos a sus futbolistas, que además jugarán hoy una semifinal con el Valencia (16.00) tras eliminar después en cuartos (3-1) al Borussia Dortmund.

“Para nosotros la cantera siempre ha sido importante. Pero es que, afortunadamente, ves lo bien que trabajan los equipos y te alegras una barbaridad. No es solo ya el Madrid, el Athletic, el Atlético, el Barcelona o nosotros, es que equipos como el Villarreal, el Betis, el Celta, o la Real Sociedad están trabajando de manera estupenda”, destaca Blanco.

El Sevilla, que viene de vivir una década prodigiosa en cuanto a éxitos deportivos, tuvo en la cantera el trampolín necesario para alcanzar estabilidad económica, esencial para los posteriores triunfos. “Hemos tenido canteranos en los últimos éxitos del equipo, como Alberto Moreno o Reyes, pero nuestra cantera ha sido un soporte económico y deportivo”, señala el técnico.

Reyes, Ramos y Navas

Los traspasos de Reyes, Sergio Ramos, Jesús Navas o Alberto Moreno, por citar los más importantes, dejaron un chorro de millones en las arcas del club andaluz. Los de Reyes y Navas (2003 y 2013) resultaron, además, esenciales en un momento en el que el proyecto del Sevilla albergaba dudas y algún que otro agujero económico.

“El fútbol español siempre tuvo un gran nivel, pero en mi época (años setenta y ochenta) solo importábamos jugadores. Ninguno de nosotros salía fuera”, recuerda Pablo, quien controla a 21 equipos desde la categoría prebenjamín hasta el Sevilla Atlético, el filial del conjunto andaluz, que milita en Segunda B. “Nuestro campo de actuación es, en un 90%, Andalucía Occidental, donde intentamos controlar al mayor número de jugadores posible. El 10% restante se reparte entre la parte oriental de Andalucía y comunidades limítrofes, como Extremadura y Castilla-La Mancha”, refiere Blanco en cuanto a la forma de actuar de los profesionales de su cantera.

“Tenemos un buen equipo en este torneo, muy homogéneo, fuerte y equipo en toda la extensión de la palabra”, aclara Blanco, reacio a hablar de nombres propios, que todo el mundo reclama. Una sonrisa se le escapa cuando se le habla de Carlitos. “Que sí, que ya he dicho que es bueno. Y Pancho, otro futbolista con una gran jerarquía al que tenemos un poco tocado. Pero no nos equivoquemos, con estas edades [12 años] es imposible saber si alguno de estos futbolistas será un nuevo Reyes, un nuevo Iniesta o un nuevo Raúl”, prosigue.

Pero al que destaca se le ve de lejos. “El buen futbolista se huele, se ve, claro que se ve. ¿Sabes cómo? Porque siempre destaca, primero en su equipo, con los suyos, y luego cuando juega con nosotros ante futbolistas de más nivel. Si sigue destacando, ahí tenemos un futbolista, pero con matices, que luego hay muchos entornos que le pueden perjudicar”, resume Blanco, quien ha visto prodigiosos proyectos de futbolista que luego han quedado en nada. En Miami, su Sevilla va, y su trabajo es respetado por todos los equipos participantes en el torneo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS