FC BARCELONA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Prohibido equivocarse

Los árbitros deben cuidarse de no desnaturalizar el fútbol del Barcelona con obsequios innecesarios

Luis Suárez celebra uno de sus goles frente al Betis.
Luis Suárez celebra uno de sus goles frente al Betis. Vicens Gimenez

Los recitales del FC Barcelona no necesitan ayudas arbitrales. De eso tienen que cuidarse mucho los jueces que dirijan encuentros con el club catalán de por medio. Deben cuidarse de no desnaturalizar su fútbol con obsequios innecesarios. Si la realidad decía que ante el Betis el Barça iba a sufrir un poquito antes de empezar su exhibición, ¿a qué venía ese penalti que nunca existió a favor suyo? Los árbitros deben cuidarse no tanto de fallar en contra del Barça como de no hacerlo a su favor. Fallos de ese calibre suelen volverse contra el favorecido por el mismo. Me parece que al Barcelona ese error no le agradó mucho. Se sintió menoscabado, no quiso ni imaginarse qué hubiera sucedido al día siguiente en la prensa y en los medios audiovisuales que ganara sólo por uno a cero. Y con un penalti a favor suyo. Un regalo que este equipo de maravilla no se merece.

Por ello nadie del Barça convirtió el penalti. Hubiera sido una indelicadeza. Lo hizo en contra un zaguero del Betis. Tenía que ser así. Por qué agravar el inexplicable error del árbitro. Sin embargo, qué bien simuló Neymar que lo fallaba. Y qué bien lo emuló Ivan Rakitic simulando que no alcanzaba la bola para meterla en la portería. Y qué bien lo hizo para dejársela en bandeja al defensa del Betis para que se metiera el gol en contra. Por eso ese penalti injusto generó lo que generó pocos minutos después. Una cadena de tuyas-mías. Pases de todas las intensidades. Goles tan hermosos, solo igualados o superados por los que no lo fueron. Jugadas de todos los colores.

Me parece que el Betis tendría que elevar una queja al Comité de Árbitros para que cosas como estas no se repitan. Por lo menos no cuando se juega contra el Barcelona. Hay regalos envenenados. Y el penalti en el Camp Nou fue uno de ellos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS