Un trío de jueces impondrá las sanciones en MotoGP tras el incidente de Sepang

Dorna se desvincula de quienes penalizan a los pilotos e impulsa un decálogo de acciones censurables

Rossi y Márquez en Sepang el pasado octubre.
Rossi y Márquez en Sepang el pasado octubre.

El incidente dio la vuelta al mundo. Patada o acto reflejo, el hecho es que Marc Márquez terminó en el suelo y un Valentino Rossi que se advertía desquiciado terminó por perder las pocas opciones que tenía de ganar el Mundial ante su compañero de equipo, Jorge Lorenzo, más rápido que él, más frío. El italiano, que aquel día subió al podio en Sepang, fue sancionado y tuvo que salir desde la última posición de la parrilla en Valencia. Aquel 2015 ya es historia, pero todavía colean las consecuencias de una temporada vibrante. Y hoy quienes organizan el Mundial de Motociclismo, Dorna, por ejemplo, trabajan por hacer mejor la competición.

Tras el incidente entre Rossi y Márquez, del que fue juez y parte –está representada en Dirección de carrera y fue responsable de la sanción que se le impuso al italiano–, Dorna pidió a la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) no ser parte del órgano sancionador. “Cada vez que tenemos algún problema intentamos ponerle solución”, explica a este diario Javier Alonso, responsable de eventos de Dorna y miembro de Dirección de carrera.

Las soluciones han empezado a construirse en la reunión que ha celebrado hoy en Ginebra la Grand Prix Comission –compuesta por Carmelo Ezpeleta (Dorna), Ignacio Verneda (FIM), Herve Poncharal (IRTA) y Takanao Tsubouchi (MSMA) y, a la postre, el órgano que decide cómo articular MotoGP­–, en la que se ha aprobado la creación de un organismo sancionador paralelo e independiente de Dirección de carrera, que estará integrado por dos comisarios de la FIM y un tercer miembro, que normalmente será el Director de carrera, Mike Webb.

Queremos establecer una serie de criterios, con ejemplos, aun a sabiendas de que no hay dos incidentes iguales
Javier Alonso, miembro de Dirección de carrera

Dirección de carrera seguirá existiendo y tendrá asignadas las mismas funciones que hasta ahora, incluso sancionará todo lo que no esté sujeto a interpretación, por ejemplo una infracción por exceso de velocidad en el pit lane. El resto de acciones serán caso de estudio de este nuevo cuerpo sancionador, que tendrá a su disposición toda la información gráfica de la que disponen los comisarios (las cámaras de pista, cámaras fijas, cámaras on board, etc., para que puedan reaccionar cuanto antes: si es antes de que termine la carrera, mejor) y para quienes se elaborará una suerte de decálogo de acciones reprobables y sus correspondientes sanciones sugeridas. “Queremos dotarles de unas herramientas básicas, establecer una serie de criterios, con ejemplos de casos previos, que puedan ayudar a los comisarios a tomar la decisión, aun a sabiendas de que no hay dos incidentes iguales. Además de definir la nueva línea de medir”, explica Alonso.

El debate sobre qué estaba permitido y qué no lo abrió Márquez con duras críticas a Rossi a principios de la temporada pasada. “No sabemos cuál es la vara de medir”, dijo entonces el catalán, después de un encontronazo de ambos en la pista en Assen. A partir de ahora, avisan, serán un poco más estrictos con lo que estará permitido y con lo que no. De la misma manera, y como ya se hacía hasta ahora, quienes sancionen tendrán en cuenta el escenario (no tiene la misma justificación una acción incorrecta en un entrenamiento libre que en carrera) y la reincidencia del piloto.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Especialista de motociclismo de la sección de Deportes. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS