El Sevilla toma velocidad de crucero

El cuadro de Emery destroza registros en Copa y vislumbra su final 13 en la última década

Gameiro celebra su segundo gol al Celta.
Gameiro celebra su segundo gol al Celta. MARCELO DEL POZO (REUTERS)

El Sevilla vuelve a vivir momentos de inmensa felicidad. Algo que se ha repetido en una década en la que el equipo andaluz está viviendo los mejores momentos de su historia. "Ha sido otra noche mágica, otra noche para el recuerdo", admitía Coke, uno de los capitanes del Sevilla. La goleada ante el Celta le hace acariciar al Sevilla su octava final de Copa. En Vigo solo debe restar un trámite para ello. La felicidad que se vivió en Nervión fue elocuente. El Sevilla inició en 2006 una andadura extraordinaria. Está a un paso de certificar su final número 13 del siglo (tres de Copa, cuatro de Liga Europa, cuatro de Supercopa de Europa y dos de Supercopa de España) y el sevillismo, ante el tremendo potencial del Barcelona, dominador de la Liga y posible campeón, hacía incluso cuentas para otra final en el próximo mes de agosto, la de la Supercopa de España ante el propio Barcelona.

Los registros del Sevilla en el actual torneo de Copa son impresionantes. Ha ganado los siete partidos que ha jugado, con un baremo de 20 goles a favor y ninguno en contra. Si se une el triunfo por 1-0 ante el Espanyol en la pasada edición, son ya ocho los partidos de Copa en los que el Sevilla no ha recibido un gol, algo que solo ha podido conseguir el Madrid en la temporada 2013-14. En el camino, el Sevilla ha acabado con el Logroñés, el Betis y el Mirandés.

El nuevo proyecto articulado por el director deportivo Monchi mostró algunas dudas en el inicio de la temporada. Las lesiones, la inadaptación de los nuevos fichajes y un duro grupo en la Liga de Campeones lastraron el potencial del Sevilla. Curiosamente, el despegue del Sevilla ha coincidido con el adiós a la máxima competición continental después de alcanzar la tercera posición en un grupo con el Manchester City, la Juventus y el Borussia. Los datos así lo avalan. El Sevilla lleva disputados 36 partidos oficiales en lo que va de temporada. En los primeros 18, desde la final de la Supercopa de Europa en Georgia ante el Barcelona ante el penúltimo duelo de Liga de Campeones con el Borussia, el Sevilla encajó 36 goles. En los siguientes 18 encuentros, el equipo andaluz solo ha encajado cinco.

El Sevilla solo ha perdido un partido de los últimos 18 que ha jugado, encajando solo cinco goles

De esos 18 partidos disputados en tres competiciones, el Sevilla solo ha perdido uno (ante el Granada, 2-1 en Liga), ganando 14 y empatando tres. El buen nivel del meta Sergio Rico y la defensa, capitaneada por Rami, así como la inclusión en el centro del campo del recuperado Cristóforo, más la explosión goleadora de Gameiro, son algunas de las claves del buen momento del Sevilla, que llega en muy buen estado de forma. Su próximo reto, a partir de ahora, es consolidarse en la persecución del Villarreal (cuarto a ocho puntos) y avanzar rondas en la Liga Europa, donde se enfrentará en primer lugar al Molde de Noruega.

"Estoy muy contento con el crecimiento del equipo, pero todavía hay cosas que debemos mejorar. Por ejemplo, todavía no hemos conseguido el triunfo fuera de casa en la Liga", destacaba Emery después de golear al celta. Efectivamente, la ineficacia del Sevilla lejos de Nervión en la Liga llama mucho la atención y es uno de los problemas que el equipo ha venido padeciendo a lo largo de la temporada. El domingo, en Vigo, de nuevo ante el Celta, el Sevilla buscará su primer triunfo a domicilio contra un rival directo en la pelea por los puestos europeoa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS