El peligroso vuelo de De Jong

El goleador del PSV, que no jugó la ida por sanción, amenaza al Atlético

De Jong celebra un gol el pasado 12 de marzo.Foto: atlas | Video: M.V.HOORN EFE

Nadie duda en el Atlético de que el PSV es un equipo distinto con Luuk de Jong (Suiza, 25 años) en el campo. En la ida, la ausencia del delantero centro por sanción impidió ver la versión más pura del equipo que entrena Philippe Cocu. Nacido en Suiza porque su padre jugó allí en la liga profesional de voleibol, De Jong responde al perfil clásico del delantero holandés. Cuando se conoció el enfrentamiento, Simeone ya tenía en la cabeza sus movimientos de espaldas y su capacidad para aguantar la pelota y conectar con los extremos Locadia y Narshing. “Tiene buenos movimientos, hace esa jugada que de repente mete un taconazo y deja solo al compañero. También hace goles y aunque juegue en la Liga holandesa yo siempre digo que las virtudes, cuando se tienen, aparecen. Si un jugador es goleador en Segunda, hará goles en Primera, aunque probablemente haga menos”, decía por entonces el entrenador rojiblanco. “Potencia el juego del PSV, que lo mejor que tiene es el contragolpe”, dice ahora el técnico argentino.

“Tiene envergadura, buen remate con las dos piernas y es un buen cabeceador. En el área tiene mucha movilidad”, le describe el ex central del Atlético Álvaro Domínguez, que coincidió con De Jong en el Borussia Moenchengladbach. “Le ficharon como una estrella, pero creo que aún no estaba preparado para ello. La Bundesliga le superó”, prosigue Domínguez.

De Jong habla de su paso por Alemania como decisivo para ser el jugador que es ahora. Sus 25 goles en 36 partidos de este curso han confirmado su resurgir de la temporada pasada tras su fracaso en el M’Gladbach y otro anterior en el Newcastle. Sus goles contribuyeron a la conquista del título liguero. De alguna manera, en estos dos últimos años ha logrado darle la vuelta a las afirmaciones que aseguraban que su hermano Siem, ahora también en el Newcastle y ex jugador del Ajax, era mejor que él. La afición del PSV le idolatra e incluso tiene un cántico que alude a su poderoso salto de cabeza. “Tendremos que tener cuidado con él, porque se desmarca muy bien y es muy fuerte en el juego aéreo”, advierte Juanfran.

Las secuencias goleadoras de De Jong están repletas de centros desde los costados, en jugada o a balón parado, en las que se impone por estatura y ese estilizado y potente salto. Su presencia también potencia una de las virtudes que el PSV no pudo experimentar en el partido de ida cuando fue dominado por el Atlético. “Es capaz de estirar al equipo cuando están metidos atrás. Ese es uno de los mayores peligros que le puede generar al Atlético su presencia en el Calderón”, concluye Domínguez.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS