Los escudos de De Gea

El meta español, que no ha encajado un gol en 450 minutos oficiales, se siente seguro con Ramos y Piqué y con un sistema defensivo basado en el orden ofensivo

Piqué y Ramos, durante un entrenamiento
Piqué y Ramos, durante un entrenamientoManu Fernandez (AP)

En medio de la calma azulada de la Isla de Ré, a David de Gea le sobrecogió el domingo por la mañana un resultado de la Copa América. Desayunó con el 7-0 que Chile endosó a México y no pudo más que acordarse de su amigo Chicharito Hernández, con el que entabló una buena amistad hace dos temporadas cuando ambos coincidieron en el Manchester United. Nada que ver con la realidad que el guardameta español vive en la selección con el polvorín que ahora es México tras la traca de goles encajada. De Gea comparte junto al alemán Neuer, al italiano Buffon y el polaco Fabinsky, el privilegio de no haber encajado ningún gol en lo que va de Eurocopa. De Gea, junto a Casillas, ha colaborado a que España alcance ya los 10 partidos oficiales sin encajar un gol.

En los duelos ante la República Checa y Turquía, a De Gea le ha impactado la jerarquía y la seguridad que le han transmitido Ramos y Piqué. Dos “bichos” con los que se siente muy protegido. Aún le faltan partidos para llegar a sincronizarse por completo con ambos, pero respira más tranquilo que en su club. Acostumbrado en el United a jugar con la inestabilidad de Rojo y Smalling, la pareja de centrales española le ofrece tranquilidad tanto por arriba como por abajo. Smalling aún no ha alcanzado el poso de los grandes centrales y sus errores le han sobresaltado en más de una ocasión. Un gol suyo en propia puerta en el último minuto de último partido de liga privó a De Gea de ganar el Guante de Oro de la Premier, que se le concede al portero que más veces logra dejar la portería a cero. Incluso en el juego con el pie, que tanto le gusta, es un experto lanzador de faltas, aprecia esa tranquilidad de saber que puede jugar con los centrales sin tanto temor a una pifia o a una mala entrega.

Más información
La 'antidiva' España
Francia sólo saca músculo
Por Rubén Amón: De Gea y la hipocresía
Albania despacha a Rumanía

Contra Turqúia, De Gea se pasó el partido en la frontal del área, calentando con carreras cortas y atento al juego por si debía intervenir. Vivió el partido con esa tensión que genera a los porteros saber que el rival le va a llegar poco y debe responder en frío cuando es exigido porque su equipo es el dominador absoluto del juego. De Gea ni se manchó ante Turquía, que registró una estadística sonrojante: cero remates entre los tres palos.

Las estadísticas del torneo también dicen que España es la segunda selección (3), empatada con Alemania que menos disparos a puerta ha recibido, solo superada por Portugal (2). También es la tercera selección, junto a Inglaterra a la que menos la rematan (14). Solo Alemania (14) y Portugal (12) han recibido menos remates. El nivel defensivo está siendo altísimo, ha sido una de las bases de la conquista de los títulos de esta Selección, unido a la calidad ofensiva y el talento que tiene este equipo. Hemos recuperado esa seguridad defensiva a nivel de grupo que es vital porque la damos muchísima más confianza a los jugadores de ataque y se sienten con libertad para crear y generar ocasiones”, analiza Cesar Azpilicueta.

El elogio mayoritario a España se centra en la vistosidad de su fútbol de ataque, pero defensivamente también está firmando un gran inicio de campeonato. Tras el duelo con Turquía, Del Bosque admitió que España ansía jugar en campo contrario siempre que pueda, pero que eso conlleva el riesgo de dejar muchos espacios a la espalda de la defensa. El seleccionador considera clave a la pareja Ramos-Pique tanto como la labor de Busquets por delante de ellos para cortar el juego cuando la primera línea de presión es superada. España empieza a defender en campo contrario en la mayoría de las jugadas y ese primer dique de presión alta es fundamental. No es casualidad que Nolito sea el atacante que más balones ha recuperado (10) del campeonato, junto al italiano Candreva. O que se haya visto a Morata bajar hasta el centro del campo e incluso hasta las inmediaciones del área persiguiendo el balón. "Empezar desde arriba la presión, ayudar al lateral y al centro del campo, si lo hacemos bien, es un paso muy importante para defender", matiza David Silva.

España principalmente se defiende con la posesión (63% de media), pero también a partir de las propias pérdidas de balón. Es lo que algunos entrenadores explican como el orden defensivo a partir del orden ofensivo con el balón. España ataca manejando varia opciones de pase. Siempre con un mínimo de tres jugadores en posiciones más o menos cercanas para recibir o para ir a presionar tras pérdida. Cuando el contrario recupera o hay una mala entrega los mismos jugadores que esperan el pase acuden a la presión para tranquilidad de De Gea.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS