La clasificación para Rusia 2018 se retoma con 86 partidos en seis días

Europa pone a prueba a sus selecciones emergentes, Sudamérica llega al final de la primera vuelta de su eliminatoria y África inicia su última y exigente fase

Entrenamiento de la selección de Perú antes de recibir a Argentina en Lima.
Entrenamiento de la selección de Perú antes de recibir a Argentina en Lima.ERNESTO BENAVIDES (AFP)

Cuatro de las seis regiones en las que se dividen los grupos de clasificación para el Mundial de 2018 verán rodar la pelota entre el jueves y el próximo martes. En Sudamérica se cierra la primera vuelta de las eliminatorias, en África se inicia la ronda final, que ya había echado a andar en Asia el mes pasado. Europa coge vuelo con la segunda y tercera jornada. A la espera de que en noviembre comiencen también a definirse los enfrentamientos finales tanto en Norte y Centroamérica como en Oceanía, aguardan 86 partidos en los seis próximos días.

Más información
Argentina vence a Uruaguay con gol de Messi
Italia se presiona con el pasado, Alemania e Inglaterra lo dejan atrás
Kosovo, la nueva frontera del fútbol

Europa retoma este jueves la competición con nueve partidos, ninguno hace sombra en cuanto a nivel al duelo entre italianos y españoles en Turín mientras Macedonia, que fue última en sus grupos de clasificación para el último Mundial y la pasada Eurocopa, recibe a Israel, que viene de caer en su propia casa con los trasalpinos. Albania, rival el próximo lunes del equipo que dirige Lopetegui, visita Liechtenstein sin su delantero Armando Sadiku, que tampoco podrá jugar contra España. De Biasi ha llamado a Edgar Çani, un delantero del Pisa que supera el metro noventa de estatura y que llevaba tres años sin jugar en la selección. Albania recibirá a España en Skhoder, donde hoy la exiliada Kosovo recibe a Croacia, que se desplaza sin los lesionados Lovren, Pjaca, Rakitic y Modric. Así las cosas, Kovacic está dispuesto a recoger galones. “Hablé con Luka tras su operación y le dije que asumiría la responsabilidad. Estoy preparado”, dijo al pisar suelo albanés.

También el jueves vuelven a escena las dos revelaciones de la pasada Eurocopa. “A veces en el fútbol hay que tener suerte y ellos la tuvieron en Francia”, apunta el seleccionador austriaco sobre Gales, que visita Viena. En Reikiavik los islandeses reciben a Finlandia y el lunes se miden con  Turquía, para la que sigue sin contar Arda Turan. Si sacan los seis puntos enfilarán el camino hacia otra epopeya. “Seguimos teniendo hambre, advierte Gylfi Sigurdsson, su mejor futbolista. “Son un ejemplo para todas las selecciones nórdicas”, les elogia Hans Backe, el técnico sueco que entrena a los finlandeses.

En Sudamérica se ha aclarado el panorama para Brasil y Argentina, que sumaron cuatro y seis puntos en la última ventana de dos partidos y están a un punto del líder Uruguay, lejos al fin de la irregularidad y con las bajas del mediapunta Gastón Ramíres y el central colchonero Giménez para jugar contra Venezuela en Montevideo. Los brasileños reciben a Bolivia sin Casemiro, Marcelo y Paulinho, así que el seleccionador Tite está dispuesto a darle la titularidad a Coutinho, el centrocampista del Liverpool, que ejerció de revulsivo en los últimos duelos. Argentina visita a Perú, que necesita ganar para recobrar opciones. Lo hace sin Messi, pero con Dybala, Di María, Higuaín y Agüero como arsenal ofensivo y Kranevitter para suplir las bajas de Augusto y Biglia. En la altura de Quito, Ecuador y Chile dirimen un duelo de aspirantes venidos a menos. Los locales han sumado apenas un punto de los últimos 12 que han disputado y Chile es séptima en un grupo en el que clasifican cuatro y el quinto accede a la repesca. Siete equipos están en apenas cinco puntos en Sudamérica, entre ellos Paraguay y Colombia, que busca un reemplazo para James, y se enfrentan en Asunción.

Entrenamiento de Costa de Marfil en Abidjan antes de su partido contra Mali.
Entrenamiento de Costa de Marfil en Abidjan antes de su partido contra Mali.ISSOUF SANOGO (AFP)

En África comienza la tercera y última fase de clasificación, con 20 selecciones en liza distribuidas en cinco grupos. Sólo el campeón de cada uno estará en Rusia, un auténtico embudo si se considera que, por ejemplo, en uno de los grupos se agrupan tres equipos (Argelia, Camerún y Nigeria) que estuvieron en el último Mundial. Costa de Marfil, Marruecos y la emergente Malí coinciden en otro, también Senegal y Sudáfrica o Ghana y Egipto. La atención de la primera jornada la acapara la visita de Camerún a la generación dorada de Argelia, pero un día antes Gabón, con Pierre Emerick Aubameyang en la delantera, se enfrentará a la renovada Marruecos, sin el lesionado Benatia, pero reactivada con la llegada de Hervé Renard al banquillo, el técnico que hizo campeón continental a Zambia y Costa de Marfil.

En la clasificación asiática regresa Japón a su feudo de Saitama, donde tropezó ante Emiratos Árabes y ahora no puede ceder ante Irak si no quiere perder pie ante Arabia y Australia, que juegan entre sí. Son dos grupos de cinco equipos en juego, los dos primeros estarán en Rusia y los terceros tendrían opciones de repesca. El otro lo lidera Uzbekistán, que ganó sus dos primeros partidos y ahora disputará dos seguidos como local ante Irán y China. La república exsoviética tiene ante sí una gran oportunidad para disputar su primer Mundial.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS