Luis Enrique: “No doy ningún valor a la posibilidad de ser líderes mañana”

El Barcelona viaja a Vitoria para enfrentarse al que será su rival en la final de Copa, el Alavés, que asaltó el Camp Nou en septiembre: "Hoy ya no es tan sorpresa"

Rueda de prensa de Luis Enrique. ATLAS / EFEFoto: atlas

Para el entrenador del Barcelona, Luis Enrique, el Alavés, finalista de la Copa del Rey, como el equipo que él dirige, y su rival este sábado por la tarde (16.15 en Mendizorroza; BeIN La Liga) es la revelación de la Liga: “Después de analizar la primera vuelta está claro que es el equipo revelación, por lo que está haciendo, por cómo lo hace, por lo consistente, por su posición (12º clasificado), porque es un recién ascendido y lo dirige un entrenador que puede imponer su impronta”.

Aunque no cree que vaya a tener incidencia alguna en el partido este fin de semana el hecho de que ambos se vayan a enfrenar en la final copera del 27 de mayo –partido que el Barça jugará sin Suárez: “Cuando se acerca una final hay que ser lo suficientemente inteligente para que no te saquen una tarjeta”, dijo el entrenador–, lo que no olvida es el meneo que le dio su ex compañero Mauricio Pellegrino en el partido de la primera vuelta (1-2). “Es un equipo peligroso con jugadores desequilibrantes en las bandas, con un buen medio del campo, con tipos como Marcos Llorente, jugadores de nivel que están creciendo”, dijo. Y añadió: “La sorpresa que dieron en la jornada tres en el Camp Nou ya no es tan sorpresa. Hay un trabajo detrás, un muy buen equipo.

Más información
Mascherano se pierde lo bueno
El Barça se ha olvidado de jugar al fútbol

Preguntado por si el desgaste de las últimas jornadas puede afectar al Alavés, que el día del encuentro habrá contado con menos tiempo de descanso que el Barcelona, el técnico asturiano lo tuvo claro: “Nosotros vamos a tener un día más de descanso, pero llevamos 13 partidos de infarto. Intentaremos dar nuestra mejor versión. Ellos en el Molinón [en Liga, antes de la semifinal contra el Celta] hicieron muchas rotaciones para llegar frescos a la semifinal y ganaron ambos partidos”. “Si estoy cansado yo de hacer ruedas de prensa cada dos días, no me imagino si tuviera que jugar un partido cada dos días. Vamos a Vitoria, pero el martes jugamos partido de Champions, cuanto más tiempo tuviéramos para descansar, mejor”, añadió.

Después de que se aplazara el último encuentro de liga que tenía que jugar el Madrid, líder de la Liga, el Barcelona podría acostarse el sábado como el nuevo líder provisional si gana en Vitoria. Pero eso a Luis Enrique le preocupa poco. Porque sabe que su rival todavía tiene que recuperar no uno, sino dos partidos (el del Celta, y el que también se aplazó contra el Valencia) y que queda demasiada competición por delante: “No doy ningún valor a la posibilidad de ser líderes mañana. Me interesa ser líder en la jornada 38. La situación que tenemos es largamente comentada y necesitamos puntos”.

Sabe el entrenador (y lo ha repetido bastante últimamente sin que se lo preguntaran siquiera) que su equipo no está mostrando su mejor fútbol últimamente. No se enoja. Pero sabe que no es el camino. “No está mal cuando se gana si no se juega bien o tienes a la Diosa Fortuna de tu lado… Pero nuestro objetivo es mejorar nuestras prestaciones. Y sabemos que tenemos más opciones cuando se juega bien. Seguro que podemos mejorar nuestro rendimiento y nuestros números”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS