Felipe Reyes, Llull y Ayón contienen a un excelso Fuenlabrada

El capitán del Madrid (40 de valoración) pone rigor a un festival anotador (99-101) y los de Laso arreglan al final un partido sin defensa

Llull lanza el triple con el que se cerró la primera mitad
Llull lanza el triple con el que se cerró la primera mitadacbmedia

Después de sufrir los grilletes de Obradovic en la Euroliga, el Madrid llegó a Fuenlabrada seco, sin tensión defensiva. Concedieron los de Laso 56 puntos en la primera mitad, 80 en 30 minutos, ante un rival iluminado (10 triples en los dos primeros cuartos). Hicieron carrera Wear, Paunic, Popovic, Hettsheimeir, Sekulic y compañía, pero se toparon al final con una exhibición superior, la que protagonizaron Llull (28 puntos), Ayón (14 puntos y 13 rebotes) y, sobre todo, Felipe Reyes. Con 23 puntos, 14 rebotes (8 ofensivos) y 40 de valoración, el capitán madridista puso rigor al espectáculo anotador y agarró la victoria para su equipo. A sus 37 años, Felipe firmó su mayor valoración desde 2008 y la cuarta de toda su carrera en la Liga Endesa

Más información
El Real Madrid remata al Fenerbahçe y se garantiza el primer puesto
Randolph y Llull marcan distancia ante Olympiacos
El Real Madrid refrenda su hegemonía ante el Barcelona
Llull noquea al Barcelona
Felipe Reyes, máximo reboteador de la historia de la ACB

El pasado viernes, el conjunto de Laso certificó su condición de líder en la Euroliga del todos contra todos después de una segunda vuelta sobresaliente con 12 triunfos y tan solo dos derrotas (Galatasaray y Panathinaikos). Vencieron los blancos al Fenerbahçe con su perfil más abnegado y sus guarismos más bajos (61-56), casi 25 puntos menos de su media habitual en ataque. “Se habla mucho del juego ofensivo y vistoso del Real Madrid, pero hemos sido capaces de bajar al barro y conseguir una victoria muy sufrida y merecida", subrayó entonces el técnico madridista en la sala de prensa, orgulloso de la reacción a contra estilo y a contracorriente de los suyos en un partido áspero. Su equipo se ha convertido en las últimas temporadas en una máquina de competir que trabaja milimétricamente los ciclos competitivos. De las 15 derrotas que suman los blancos en la presente campaña, cinco llegaron en la frontera del cambio de año y otras cinco tras la conquista de la Copa en Vitoria. Sístoles y diástoles con dos fechas clave: el fin de semana del 19 al 21 de mayo y el mes de junio; la final four y los playoffs de la ACB. Mientras el foco está en Europa, en la Liga les toca sufrir, como en Fuenlabrada.

De camino a la pelea por la gloria, una irregular temporada en la ACB con siete derrotas en 25 partidos, más que nunca a estas alturas en el último lustro. No pasaron los de Laso de los 8 pinchazos en las dos últimas temporadas al completo. Pero mientras, una gestión calibrada de minutos aprovechando la longitud de una plantilla mucho menos castigada por las lesiones que el curso anterior. Antes del partido en Fuenlabrada, tan solo Llull (26) y Ayón (22) superaban los 21 minutos de media en la Liga y tan solo Álex Suárez (7) bajaba de los 11 entre los 14 jugadores de la rotación. Datos similares a los de la Euroliga, con Llull (28) y Rudy (24) como únicos por encima de los 20 y solo Nocioni (6) por debajo de los 10 en este caso con 13 piezas en la rueda. Equilibrismo para estirar el resuello. Intentó explorar el Fuenlabrada los límites del fatigoso calendario madridista con Smits y Wear como artilleros y el líder de la Euroliga no encontró sosiego pabellón Fernando Martín. Carroll y Llull se pusieron pronto al frente de la anotación y Ayón dominó bajo los aros, pero se encontraron con un rival febril. El resultado fue un derbi intenso y excelso en puntos.

Gancho de Felipe ante Wear
Gancho de Felipe ante WearJuan Carlos Hidalgo (EFE)

Sumó más la segunda unidad fuenlabreña en el tramo inicial y compensaron rápidamente la puntería de Carroll. Un triple de Sekulic y dos más de Paunic dieron vuelo a los locales (32-24, m. 12), pero seis puntos consecutivos de Felipe Reyes reactivaron al Madrid. El capitán cumplía 705 partidos en la competición y entraba en el podio histórico de los jugadores con más encuentros, igualando a Nacho Azofra y solo por detrás de Nacho Rodríguez (737) y Rafa Jofresa (756) y lo celebró con otro memorable ejercicio de brega. No se impresionó el Fuenlabrada que siguió excelso desde el perímetro (10 de 18 en triples), generoso en ataque (13 asistencias) y aplicado en defensa (1 pérdidas) en una espectacular primera mitad. El equipo de Jota Cuspinera le metió al Madrid 56 puntos en 20 minutos, los mismos que el Fenerbahçe en 40. Solo dos jugadores del Fuenlabrada se marcharon al descanso sin anotar un triple. Pero después de semejante exhibición, el Fuenlabrada tan solo ganaba por seis puntos antes del viaje a la caseta. Entre otras cosas por otro triple estratosférico de Llull. Su famosa parábola subió casi hasta el techo del pabellón y volvió a caer en la cesta. Lo volvió a hacer el menorquín, a falta de apenas dos segundos, desde más allá del centro del campo y arañando heroicidades al cronómetro.

“Si esperamos ganar recibiendo 56 puntos en dos cuartos vamos listos”, espetó Laso tras el entreacto. “Seguro que van a defender mejor y nos tenemos que preparar para su arreón”, completó Cuspinera en el análisis. Recurrió el técnico madridista a una zona 2-3 y obtuvo rédito inmediato con un parcial de 0-6 en un minuto, que se estiró a un 2-9 que devolvió el mando en el marcador al Madrid de manera fugaz. Se encendió Wear y, con ocho puntos y dos triples, atajó el acelerón madridista. Smits retrató a Randolph, Sekulic se sumó a la carga fuenlabreña y la renta volvió a estirarse (74-67, m. 26). Pero allí seguía Llull (14 puntos en ese acto) para tapar agujeros. El intercambio de golpes devino en un electrizante empate a 80 puntos al final del tercer cuarto. Los rebotes de Felipe, los tapones de Ayón y el pundonor de Llull pusieron rigor ante la fiesta del Fuenlabrada, pero Hettsheimeir estiró el impulso de su equipo hasta la recta de meta. No bastó. Ganó el Madrid.

Todas las estadísticas del Fuenlabrada-Real Madrid

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS