Las complicadas negociaciones para que Landa acabe en el Movistar

El ciclista alavés, el más cotizado en el mercado de verano, tiene una oferta para seguir en el Sky, y estudia las del Bahréin y el equipo español

Landa, durante la contrarreloj de Sallanches del pasado Tour.
Landa, durante la contrarreloj de Sallanches del pasado Tour.DAVID STOCKMAN (Cordon Press)

Dentro de 10 días, Mikel Landa empezará a correr el Tour vestido de blanco Sky y ayudando a su jefe, Chris Froome, que busca su cuarta victoria. Quizás sea la última gran carrera del ciclista alavés, de 27 años, con el equipo británico, en el que cumple su segunda temporada y que quiere que siga dos años más. Otros cinco equipos han hablado con su representante y le han hecho ofertas. El ciclista querría cerrar el trato, que se convertiría en el fichaje del año, antes del 1 de julio, el sábado que parte el Tour de Düsseldorf.

Landa, el ciclista más deseado en el mercado, ya ha dicho no al Astana, al BMC y al Emirates-UAE. Ahora debe decidir entre Sky, Bahréin y Movistar. “Si fuera por dinero, lo tendría claro”, dice su representante, Jesús Ezkurdia. “Pero Mikel no se mueve solo por ganar más. Le interesan otras cosas, como, por ejemplo, que le garanticen ser el líder del equipo en una grande, Giro, Tour o Vuelta”. Ambas condiciones las cumple con creces el Bahréin, equipo financiando por el emirato del golfo cuyo líder es Vincenzo Nibali. Pero si Landa añadiera una nueva condición, la de que le gustaría correr en un equipo español para estar más a gusto, solo el Movistar podría satisfacerle. Y, un año más, hablando de ello están.

Es la tercera vez que Eusebio Unzue, el responsable del equipo financiado por Telefónica, intenta hacerse con el ciclista español más capacitado para un futuro cercano después de Alberto Contador (próximo a cumplir los 35 años) y Alejandro Valverde (37). En la primera ocasión, en 2013, cuando Landa abandonó el Euskadi y se fue al Astana. En aquella ocasión, el Movistar no hizo la oferta que quería el corredor; en 2015, antes de irse al Sky, Unzue volvió a la carga; en esta ocasión Landa dijo no porque no quería ser el tercero del equipo tras Nairo Quintana y Valverde. En la negociación actual, Unzue está más apremiado. Valverde se mantiene más fuerte que nunca, pero su duración es una incógnita. Si por algo se han distinguido los equipos de Unzue, y antes con José Miguel Echávarri, era con contar siempre con el mejor español del momento para el Tour. Estuvieron Delgado, Indurain y Olano. Y después de una travesía del desierto llegó Valverde. La presencia del murciano frenó en 2006, y un par de ocasiones más, el fichaje de Alberto Contador, que no quería compartir liderato con Valverde.

“Jopé, claro que me gustaría que Landa vistiera nuestro maillot”, dice Unzue. “Lo firmaría ahora mismo, pero el asunto es complicado. Además, hasta el 1 de agosto ningún equipo tiene derecho a mercadear, y, por lo tanto, yo no voy a decir nada”.

A Unzue le limita el presupuesto del Movistar. El patrocinio que recibe (rondando los 15 millones de euros anuales) le da para que puedan convivir Nairo (con contrato hasta 2019) y Valverde (hasta 2018), pero un tercer líder al menos un año es imposible si Telefónica no hace un esfuerzo y amplía presupuesto en un momento en el que voces dentro de la empresa incluso le recomiendan que rescinda un compromiso iniciado por el entonces presidente César Alierta en enero de 2011. Telefónica, empresa española, también quiere un líder español, quiere que un español gane el Tour con la M de Movistar, pues el valor comercial de su patrocinio se multiplicaría. Quiso hacer el esfuerzo cuando Contador parecía accesible. Ahora deberá hacerlo si Landa dice sí.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS