Atmósfera política en el Camp Nou y en el Palau Blaugrana

Gran parte de la afición azulgrana mostró su rechazo al encarcelamiento de los exconsellers del Govern y de los presidentes de ANC y Òmnium Cultural

La afición del Barcelona ante el Sevilla.
La afición del Barcelona ante el Sevilla. ALBERT GEA (REUTERS)

El Camp Nou tomó la palabra. También, buscó el silencio. Fueron dos caras de la misma moneda, la casa del Barcelona, callada o ruidosa, volvió a enseñar su lado político, otra vez reivindicativa con la coyuntura social en Cataluña. Esta vez, una parte de la afición azulgrana mostró su rechazo al encarcelamiento de los exconsellers del Govern y de los presidentes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

No estuvo solo el Camp Nou, el Palau Blaugrana también protestó. Tanto en el duelo del viernes del Barça de baloncesto ante el Olympiacos como el de balonmano de ayer frente al Zagreb, la afición clamó en petición de libertad para los miembros del Govern en prisión. El fútbol no se quedó atrás. La Grada de Animación del Barça tardó 10 minutos en comparecer en el Camp Nou. “Lliberat”, gritó el Gol Nord, después de la silenciosa espera. Antes ya se habían colocado en su asientos dos pancartas: “Free all political prisioners” y “Europe shame on you”.

La Grada de Animación enseña una de sus pancartas.
La Grada de Animación enseña una de sus pancartas. Alejandro García (EFE)

El club también se posicionó. Colocó en la zona lateral una gran senyera, arropada a ambos lados por las palabras: “justícia” en catalán y “justice”. El pasado 19 de octubre, en el duelo ante el Olympiacos por la Champions, el Barcelona había pactado con la UEFA enseñar una gran lona con el lema de Diàleg, Respecte i Esport. Esa actuación, en su momento, les había parecido insuficiente a las entidades soberanistas, sobre todo después de que el club les prohibiera salir al campo con una bandera que decía Freedom, con las caras de Sánchez y Cuxart.

La lluvia, intensa en Barcelona, no permitió que se pueden enseñar con totalidad las 70.000 cartulinas bajo el lema “llibertad presos polítics”, que habían repartido antes del comienzo del partido Òmnium, Assemblea Nacional y Plataforma Pro Seleccions. “El Camp Nou siempre ha sido un sitio donde la gente se ha manifestado pacíficamente. Pero la gente lo que quiere cuando viene al estadio es ver ganar a su equipo”, concluyó Ernesto Valverde, entrenador del Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS