Tigres y Monterrey se anulan en la final de ida de la Liga MX (1-1)

Los 'felinos' desaprovechan su oportunidad para sacar ventaja frente a los Rayados y deberán definir el campeonato el próximo domingo

Gignac y Basanta disputan el balón.
Gignac y Basanta disputan el balón. D. Becerril (REUTERS)

Un error lo condicionó todo. Los Tigres dejaron pasar su oportunidad para dar un gran paso en la final de la Liga MX. Los felinos empataron 1-1 frente a Monterrey a raíz de un error burdo de su guardameta Nahuel Guzmán, quien vio perforada su portería en su poste en un tiro de esquina. Era el primer ataque de los rayados y sus manos escurridizas provocaron el 0-1.

Más información
La final de la liga mexicana, ¿sin mexicanos?
Tigres – Monterrey: horario y dónde ver la final de la Liga MX

Se trató de la final de ida del clásico regiomontano, la máxima rivalidad de la ciudad de Monterrey, la que tiene más tradición en el norte de México. Las expectativas eran altas para los dos mejores equipos de la fase regular del campeonato. No decepcionaron. Desde los minutos iniciales, los de Tigres probaron su ofensiva con la picardía de Enner Valencia y el tesón de Gignac. Solo que el guardián de los rayados, Hugo González, consolidó su gran torneo con atajadas bien sincronizadas.

El gol de Monterrey fue en el minuto nueve. Ese tiro de esquina mal atajado por Guzmán, provocó el gol del defensor Nicolás Sánchez. Los Tigres tardaron en asimilar su herida en un campo helado. El hombre más letal era Enner Valencia y cuando este intentó un remate a puerta le cometieron falta. Penalti. El ecuatoriano tomó el balón, recibió un consejo de Nahuel Guzmán y dibujó un fino remate a lo Panenka. El 1-1 fue un subidón de energía para los felinos. 

Antonio Mohamed, un sabio para mover sus fichas, le dio descanso a su central Sánchez para darle oportunidad al mexicano César Montes y así se blindó el muro blanquiazul. Después fortaleció el mediocampo con Jesús Molina y prescindió del delantero Avilés Hurtado, un demonio durante toda la campaña. Ferretti solo hizo un cambio, Ismael Sosa. No pudo encontrar la profundidad deseada. Los remates a puerta fueron neutralizados por González y, en un tiro de Gignac, el poste rechazó el gol.

Los equipos perdieron a un hombre respectivamente. Leonel Vangioni, lateral de Monterrey, y Hugo Ayala, central de Tigres, acumularon dos tarjetas amarillas y en un instante se perdieron la posibilidad de jugar la final de vuelta.

El juego entró a la historia como la primera final del fútbol mexicano con la menor cantidad de futbolistas mexicanos. Monterrey inició el juego solo con Hugo González en la portería, como suplentes utilizó a tres más, Montes, Molina y Arturo González. Los felinos alinearon a cinco nacidos en México, Ayala, Torres Nilo, Rodríguez, Dueñas y Aquino. Una apuesta criticada en su país. 

Los de Monterrey montarán la fiesta en su estadio, se reconocen como los favoritos. La última vez que jugaron frente a los felinos en esa instancia, les ganaron 2-0. Los felinos apelarán a su pasado reciente de éxito. El clásico regio aún aguarda al campeón. 

Sobre la firma

Diego Mancera

Es portadista de EL PAÍS América y periodista de la edición mexicana desde 2016. Está especializado en temas de deportes. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS