El reseteo del Atlético

Eliminado de la Champions, el equipo de Simeone centra su objetivo en la Liga y asume las apreturas de jugar la Liga Europa “firme como los rizos de las estatuas”

Los jugadores del Atlético escuchan a Simeone durante el último entrenamiento.
Los jugadores del Atlético escuchan a Simeone durante el último entrenamiento.MARISCAL (EFE)

En las afueras de Stamford Bridge, finalizado ya el encuentro entre el Chelsea y el Atlético de Madrid, a Germán Burgos le brotó su facilidad para crear metáforas. Construcciones figuradas en su cabeza de forma espontánea que lo mismo pueden resumir la vida misma en dos palabras que radiografiar el estado de ánimo de un equipo que acababa de consumar su eliminación de la Liga de Campeones. “Nosotros siempre firmes, como los rizos de una estatua. No nos vamos a venir abajo”, advertía Burgos, mientras exhalaba pausado el humo de un cigarro americano. Unos minutos antes, Diego Pablo Simeone, en la angosta sala de prensa del estadio londinense, había hecho un llamamiento a la obligación de pelear por la Liga, la Copa y la Europa League. Afuera, Burgos también meditaba sobre una de las principales consecuencias de la eliminación de la Champions, lo que supone disputar esta competición para la planificación y el día a día del plantel. Cuando de comienzo en febrero y mientras siga vivo en ella, el Atlético jugará la mayoría de sus en domingo. Un contratiempo muy exigente. La Liga Europa se disputa los jueves y cuando los partidos sean fuera de casa el equipo aterrizará en la madrugada de los viernes. No hay apenas lugar para el descanso porque tocará preparar los partidos de Liga ese mismo viernes y el sábado.

El Atlético volverá a los tiempos de los primeros seis meses de Simeone, con el equipo ejercitándose a las pocas horas de haber jugado en Europa y haber regresado de viaje. Aquellos días, con la cabeza del entrenador rapada como un marine, el plantel parecía una unidad de combatientes de élite bajo los gritos del profesor Ortega, el preparador físico. “No hay cansancio, ni calor ni frío”, repetía Simeone por entonces. “Ya lo hicimos una vez y lo volveremos a hacer”, proclama ahora Burgos. Aquello acabo con el primer título de la era Simeone en la final de Bucarest ganada al Athletic de Bielsa (3-0).

Más información
Getabe y Eibar, empate entre clones
El Alavés derrota a Las Palmas y mantiene su ola
El Valencia vive de jugadores prestados

El lunes pasado la expedición del Atlético ya viajó a Londres muy mentalizada de su más que probable eliminación. Desde el tropiezo en casa con el Qarabag, la Liga comenzó a ser el gran objetivo del cuerpo técnico y de sus futbolistas. El cuarto puesto como mínimo y la intención de alcanzar el tramo final del campeonato con opciones de pelear el título están en la cabeza de todos.

Sin Griezmann

Este reseteo del Atlético lo pone a prueba hoy el Betis (16.15, beINLaLiga) con la baja de Antoine Griezmann. El repunte del equipo en los últimos partidos, además de con la reaparición de Koke, ha ido paralelo al resurgimiento del francés. Ante su baja, Simeone apunta al colectivo. “Ya nos ha tocado jugar sin él cuando estuvo sancionado. Usamos las referencias de Correa y Vietto en su momento, ahora también está Gameiro para participar ahí, Fernando está jugando los últimos partidos... variantes hay, pero las características de Antoine no las tiene ninguno de sus compañeros. Buscaremos colectivamente equilibrar su ausencia con un trabajo más colectivo que con un cambio que nos acerque a lo que es Antoine dentro del campo”.

Gameiro y Correa se perfilan como la pareja de ataque para enfrentar a un rival que maneja códigos muy opuestos a los del Atlético. El encuentro tiene el morbo de enfrentar dos entrenadores que entienden el fútbol bajo dos libretos antitéticos. “El Betis ofensivamente juega muy bien, tiene un buen juego asociativo, marca muchos goles y ha hecho partidos muy interesantes”, advierte Simeone. Los enfrentamientos entre el Cholo y Setién, cuando este dirigía a Las Palmas, han estado marcados por la contundencia del Atlético. Pero también, en muchas fases, los jugadores de Simeone han sufrido por tener que correr mucho detrás de la pelota.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS