Estratosférico Doncic

La estrella del Real Madrid cierra la primera vuelta de la Euroliga como el jugador más valorado (25,9 en 26 minutos de media) y coleccionando exhibiciones, con 7 partidos por encima de los 30 de valoración

Doncic, ante el Valencia
Doncic, ante el ValenciaJorge Sanz (cordon)

El Real Madrid acababa de firmar en Estambul uno de los mejores partidos de la era Laso y de su historia reciente, pero la ambición desmedida de Luka Doncic encontró un resquicio para el inconformismo. Al genio esloveno le faltaron dos rebotes para completar el triple-doble que lleva rondando desde comienzo de temporada. “Seguramente él esté un poco disgustado por no haberlo conseguido en este campo y ante este rival. Pero ha hecho una gran actuación y seguro que el triple-doble llegará. Lo importante es la victoria”, contó Laso tras derrotar al campeón de Europa en su pista con una exhibición de personalidad de los blancos coronada por el niño prodigio con 20 puntos, ocho rebotes, 10 asistencias, 10 faltas recibidas y 37 de valoración.

Más información
Doncic ‘superstar’
Doncic descose al Armani Milán con 27 puntos y 41 de valoración
Doncic: “No tengo prisa por ir a la NBA”
Luka Doncic, la gran eclosión

Sus números ante el Fenerbahçe redondearon una primera vuelta de Euroliga estratosférica. Ocho partidos con 19 o más puntos, con los 33 ante Olympiacos como tope. Siete encuentros por encima de los 30 de valoración, con los 41 ante Armani como plusmarca. ‘MVP’ con 25,9 de valoración en 26m 43s de media en pista. 87 faltas recibidas por 18 cometidas. Todo en 14 duelos y poco más de seis minutos ante el Valencia; los que disputó antes de ser expulsado por el esloveno Javor Damir en una de las imágenes del torneo. “Tuvimos una mala racha pero hemos vuelto y somos los del principio. Ahora hay que seguir así”, resumió Doncic tras rendir a la tropa de Obradovic. 18 años tiene la criatura. “Ha tenido diferentes defensores, ha jugado en diferentes posiciones y ha sabido leer las situaciones. Finalizó con 1 de 7 en triples. A veces me preocupan sus decisiones, pero ahora suele hacer casi todo bien. Repartió 10 asistencias, que es muy bueno para el equipo. Doncic es un gran jugador, pero es mucho mejor cuando juega para el equipo. Él y el grupo son conscientes de ello. Vino con 13 años y estamos orgullosos de él”, analizó Laso mezclando el elogio y la búsqueda de la perfección en su pupilo. “Me gustaría que permaneciera aquí 13 años más”, completó. Para calibrar el impacto del esloveno en el torneo basta con comparar sus medias (18,6 puntos; 5,7 rebotes; 4,8 asistencias y 25,9 de valoración) con los del mejor Llull. El base menorquín, patrón de los finales increíbles y tótem del equipo, cerró la primera vuelta de la pasada Euroliga con 17,9 puntos; 1,9 rebotes; 5,9 asistencias y 17,6 de valoración media.

Doncic, ante el Estrella Roja
Doncic, ante el Estrella Rojacordon

El Madrid, que hace 20 días tenía cinco victorias y seis derrotas, concluye la primera ronda del todos contra todos con tan solo un pinchazo más que el curso pasado. En su tortuoso comienzo de temporada, el conjunto de Laso pasó de un 10-0 general tan optimista como engañoso en el mes de octubre; a coleccionar seis derrotas en siete jornadas de Euroliga (entre el tropiezo contra el Khimki en el WiZink Center el 2 de noviembre y el sufrido ante Olympiacos en El Pireo el 8 de diciembre). Pero de los blancos escaparon de su peor racha con cuatro vigorosos triunfos ante Barcelona, Valencia, Brose y Fenerbahçe. Atendiendo a la contabilidad de la temporada pasada, el Madrid necesitaría 10 victorias más para estar entre los cuatro primeros con factor cancha a favor y un mínimo de seis para garantizarse una plaza en el top-8.

“El balance está siendo muy bueno a pesar de los problemas con las lesiones. Estamos muy bien en las dos competiciones. Tenemos que seguir en esta línea”, señaló Felipe Reyes, que en la víspera del duelo en Estambul puso en valor la capacidad de su equipo para hacer de la necesidad virtud. “No hay un equipo en Europa que pueda presumir de estar arriba como nosotros pese a las bajas”, contó. El Madrid es líder de la Liga Endesa (11-1) y sexto en la Euroliga (9-6), a un triunfo de la cuarta plaza que marca Zalguiris. Tras sobrevivir en la escasez, Laso espera un quinteto de refuerzos para el tramo decisivo, todos de quilates: Randolph y Rudy en enero; Llull en febrero; y Ayón entre marzo y abril. “No puedo hacer magia. Tenemos que reconstruirnos”, dejó dicho el técnico madridista con la enfermería llena y el equipo en obras. A la espera de más pilares, el hormigón ha cuajado. El Madrid es un edificio robusto con un líder estratosférico: Luka Doncic, máximo anotador de los suyos en 11 de 15 partidos europeos, su torneo fetiche, su escaparate. El esloveno tan solo ha liderado dos veces la anotación madridista en las 12 jornadas de Liga, ante Barça y Gran Canaria.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS