Valverde: “Ha sido un choque de estilos”

Ambos técnicos resaltan la disparidad del modelo de juego de sus equipos y anticipan que nada cambiará en el Camp Nou

Valverde saluda a Conte, entrenador del Chelsea, durante el partido.
Valverde saluda a Conte, entrenador del Chelsea, durante el partido. ANDY RAIN (EFE)

Iniesta no tocó tanta bola como le hubiese gustado, acosado por dos rivales a cada ocasión que domaba a la pelota. Pero tiene algo con la portería del gol norte de Stamford Bridge, esa que en 2009 agujereó tras un pase de Messi y sobre la bocina que bien valió la final de Roma, esa en la que este martes, después de sisar el balón a un rival y entregárselo al 10, volvió a festejar el tanto, el empate y medio salvoconducto para la siguiente ronda ahora que el Chelsea deberá visitar al Camp Nou. “Sabíamos que sería difícil, intenso, frente a uno de los mejores equipos de Europa”, reconoció el 8. “Ha sido un choque de estilos”, se sumó Valverde; “nosotros queríamos el control del juego y llevar el balón a su área, pero había mucho tráfico por allí. Ellos han hecho un par de disparos a la contra, donde son muy peligrosos”. Tanto, que el Barça las pasó canutas para empatar. Así lo vio Rakitic: “Ellos defendían con ocho dentro del área, a veces parecía un partido de balonmano. Pero ha sido clave no perder la paciencia”.

Aunque Valverde se marchó satisfecho por el fútbol y seguramente más por el resultado –“valoro muy positivamente el empate”, explicó-, también lamentó el cómo encajó el tanto su equipo, sobre todo porque ya les había explicado a los futbolistas con una sesión de vídeo las estrategias a balón parado. “Teníamos vista la jugada”, aclaró el técnico; “pero les ha salido bien porque quizá son muy buenos, ¿no? El pase y el control son perfectos y a Willian le basta con medio metro para armar el tiro. Y encima el portero estaba tapado…”.

Más información
Iniesta hechiza Stamford Bridge
Messi rompe la maldición

Ocurre que como era un choque de estilos, también lo fue de pareceres. “Hemos tenido buenos minutos y nos ha faltado definir de una manera más clara”, expresó Valverde. “Hemos dominado y sido muy superiores”, apostilló Rakitic; “podemos salir muy reforzados de este partido. Aunque no sé si hemos tenido buena o mala suerte, porque ellos con muy poco sacan muchísimo: tres disparos, dos palos y un gol”. Conte, sin embargo, vio otro encuentro, otras intenciones. “No recuerdo disparos parados por Courtois…”, se arrancó; “y creo que hemos hecho un gran juego. Estoy encantado por el esfuerzo de mis jugadores, por haber seguido el plan. Lástima porque el único fallo que hemos tenido nos ha penalizado y les abre posibilidades”.

Opciones que se dirimirán en el Camp Nou dentro de tres semanas. Alba lo tiene claro: “La idea será igual; nosotros teniendo la pelota y ellos las contras”. Le secundó Valverde: “Los dos seremos respetuosos con nuestro estilo. Si hoy hemos dado 700 pases y ellos 200, no será diferente. Pero tienen recursos suficientes para ponernos en apuros”. Conte también lo ve diáfano: “Si ante el Barcelona juegas de área a área es estar loco porque no hubiésemos acabado así, sino cuatro o cinco a cero como ocurre en España. Hemos jugado un juego inteligente, no estúpido”. Y añadió: “Debemos estar preparados para volver a medirnos con el Barcelona y también para sufrir”. Pero Cesc Fàbregas quiso recordar: “No podemos defender 90 minutos en el Camp Nou porque eso sería un suicidio”. Pase lo que pase, se sabe cómo jugarán ambos equipos y que en el Barça no habrá muchas novedades… “No es un partido para hacer experimentos sino para tener certezas”, señaló Valverde en referencia a la alineación de Paulinho y su trabajo en el equipo. Aunque, visto lo visto, era el infiltrado en las alineaciones, el que llevaba la contraria al juego de su equipo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS