Cillessen fue más decisivo que Dembélé y Alcácer

El Barcelona gana la Supercopa de Cataluña en los penaltis contra el Espanyol

Una jugada del Barcelona-Espanyol.
Una jugada del Barcelona-Espanyol.F. C.

Ni en la prestigiosa la Liga, ni en la pomposa Champions, tampoco en la poca atractiva Supercopa de Cataluña. Dembélé no se engancha ni se rebela. A veces explosivo y otras disperso, el extremo parece preso de los nervios, condicionado seguramente por la expectación de su fichaje y las lesiones. “Intentó entrar en juego y se enfrentó al rival”, respondió Valverde. “Hay que ir poco a poco”. A falta de Dembélé, la figura fue Cillessen. El Barça se quedó con la tercera edición de la Supercopa en la tanda de penaltis (4-2, 0-0 en el partido) sin más argumentos que el portero suplente. El holandés estuvo muy bien en el partido y estelar en la pena máxima tirada por Jurado.

Ausentes los titulares, la tarde invitaba al inconformismo de los suplentes, sin presiones ni exigencias, una jornada para sembrar dudas en Valverde; calcada coyuntura también para los blanquiazules con Sánchez Flores. El técnico azulgrana dio minutos a sus muchachos con cuentas pendientes. Una buena prueba para Dembélé, Denis Suárez, Alcácer o André Gomes, también para los chicos del filial como Aleñá, Palencia y Cuenca. Mina, mientras, continúa en su proceso de adaptación.

No cuaja de momento Dembélé. Insinúa mucho y genera poco. Tan ágil y velocista como torpe en la decisión final, el extremo es un diamante por pulir cuando no hay tiempo ni paciencia, y menos ante el exigente Camp Nou. Tampoco estuvo muy fino Paco Alcácer, sin presencia ni precisión. Denis Suárez, en cambio, quiso cambiar su suerte. Después de 12 partidos sin jugar (nueve fuera de la convocatoria), el interior volvió al once. Pidió el balón, rompió líneas e incomodó a la zaga blanquiazul. Pero le persigue una nube gris al gallego, lesionado en el aductor de la pierna derecha: “Le he visto muy bien, estaba muy comprometido con el juego. Ha sido una pena que se lesionara pero creo que solo ha sido un pinchazo. En poco tiempo estará con nosotros”, terció Valverde.

El foco estuvo más en las declaraciones que en el partido, igualado, disputado y resuelto en los penaltis: no falló el Barça y Cillessen paró uno para desdicha del Espanyol, que se batió muy bien.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción