“Ya no hay un Navarro o Alfaro”

Caparrós trata de reflotar al Sevilla, que hoy recibe al Madrid, pese a no tener una vieja guardia como antes

Caparrós da instrucciones a Banega ante la Real.
Caparrós da instrucciones a Banega ante la Real. JULIO MUÑOZ (EFE)

Joaquín [Caparrós] no tiene tiempo para tocar muchos aspectos técnicos. Le ha dado orden y sentido al Sevilla para levantar un equipo que estaba muerto. No veremos a un Sevilla con la mirada perdida”. Son las palabras de Cristóbal Soria, delegado del Sevilla desde 2001 a 2005 y mano derecha de Caparrós en toda esta etapa. Un buen conocedor de las formas de un entrenador que ha llegado al Sevilla con la intención de meter al conjunto andaluz en Europa en las últimas cuatro jornadas de la Liga. Después de derrotar a la Real Sociedad en su estreno (1-0), hoy recibe al Madrid (21.30, Movistar Partidazo).

Más información
SEVILLA / REAL SOCIEDAD
Caparrós no quiere ser un salvador
LA LIGA: FC BARCELONA vs REAL MADRID CF - LA LIGA MATCH
Cristiano será baja en Sevilla

Francisco Gallardo, ayudante de Caparrós, inauguró la primera jornada de trabajo del utrerano al frente del Sevilla con una llamada a las siete de la mañana. Cinco horas y media antes de su presentación oficial el pasado 29 de abril, el técnico ya estaba inmerso en la búsqueda de los registros físicos de la plantilla andaluza. Según cuentan en el club, han bastando un par de charlas de Caparrós para llegarles a los jugadores mucho más que Montella en cinco meses. En estas semanas, el técnico les ha puesto a sus futbolistas varias veces los últimos minutos del Sevilla-Barcelona de la Liga. El conjunto andaluz ganaba 2-0 a los 88 minutos de partido. Acabó cediendo un empate a dos. En dos minutos se concentraron un cúmulo de errores que Caparrós desea desterrar de este Sevilla.

“En nuestra época, el míster se fiaba mucho de la vieja guardia como Javi Navarro o Alfaro para transmitir intensidad y pasión a sus compañeros en este tipo de partidos. Ahora no veo a muchos futbolistas de ese perfil. Si acaso Escudero, pero poco más”, afirma Soria.

Nada más acabar el partido ante la Real, Caparrós les dijo a sus futbolistas que los quería saliendo y en la calle. “Llevaban más de un mes encerrados en sus casas porque la gente les decía cosas. Tienen que divertirse”, proclamó el propio entrenador, quien ha cambiado los hábitos de una plantilla que se entrena mucho más en sesiones vespertinas, ahora más abiertas a la prensa que de costumbre. Caparrós cuida todos estos detalles. Ahora permite a los fotógrafos más tiempo de trabajo en la ciudad deportiva y no encierra tanto a sus futbolistas.

El pasado viernes, Banega tuvo problemas para lanzar un saque de esquina por la proliferación de fotógrafos en la zona. Caparrós se volvió loco en la banda. El club ya ha dado orden para que despejen la zona en el choque de esta noche. Así vive los partidos el técnico del Sevilla, un ambiente al que le tocó sufrir durante varias temporadas el actual entrenador del Madrid. La carrera de Zidane como jugador en España se desarrolló en paralelo con la de Caparrós en su primera etapa en el Sevilla.

Zidane ganó dos veces al Sevilla en su casa (una en La Cartuja); empató en una ocasión y perdió en una semifinal de Copa (donde fue expulsado) y en dos partidos de la Liga, el último en su despedida como futbolista del Madrid antes de retirarse en el Mundial de Alemania. Cayó por 4-3, pero ya no estaba Caparrós. El Sevilla es el equipo al que más goles hizo Zidane en España (8) y aunque siempre le ha ganado como entrenador en el Bernabéu, todavía no lo ha podido hacer en el Sánchez Pizjuán como técnico (un empate y una derrota).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS