Maravilla de Bronstein

El veterano genio tumba a otro gran artista, Ljubójevic, con un sacrificio de torre en la jugada 16

David Bronstein (1924-2006) siguió ganando torneos periódicamente durante los años setenta. Su genialidad no solo se veía en muchas de sus partidas, sino también en sus ideas. Sobre todo, en una: en 1973, mucho antes de que lo hiciera Bobby Fischer, Bronstein propuso añadir automáticamente un incremento al tiempo restante en el reloj, para evitar que alguien pudiera perder por tiempo una posición con ventaja aplastante. Un sistema muy parecido al que se utiliza hoy en casi todos los torneos. Al mismo tiempo, y mucho antes que Gari Kaspárov, Bronstein fue un abanderado de la creatividad humana contra la eficacia de las computadoras de ajedrez.

La partida de este vídeo es la enésima prueba de que Bronstein era un genio. Sacrifica una torre a muy largo plazo en la jugada 16 frente un rival temible, y casi tan creativo como él, Ljubomir Ljubójevic. Si se hiciera una votación entre los seguidores de El Rincón de los Inmortales para elegir la partida más impresionante de toda la colección, esta sería una de las candidatas a ese premio honorífico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS