Un metro más de baloncesto

La Liga Endesa experimenta en su circuito de pretemporada con una cancha más ancha para ganar dinamismo. “Es un acierto y ojalá se haga oficial pronto”, señala Moncho Fernández

Los jugadores del Obradoiro se entrenan este lunes en un pabellón con las nuevas dimensiones.
Los jugadores del Obradoiro se entrenan este lunes en un pabellón con las nuevas dimensiones.acbphoto

La evolución natural del citius, altius, fortius hace tiempo que comenzó a evidenciar que al baloncesto se le están quedando pequeñas sus dimensiones. El juego, por velocidad y condiciones atléticas de sus protagonistas, desborda las medidas de su tablero. Aún sin rango normativo, el debate está abierto y, en una iniciativa pionera, la ACB ha decidido disputar los partidos de su circuito de pretemporada en una cancha 50 centímetros más ancha por cada lado.

“Es una gran idea, una maravilla. La pista sigue teniendo el tamaño de hace muchísimos años y los jugadores ya no tienen esos tamaños ni esas cualidades. Es un acierto y ojalá en un futuro próximo se convierta en una regla oficial”, apuntó ayer Moncho Fernández, el entrenador más longevo de la ACB (afronta su octavo curso en el Obradoiro), tras el primer partido piloto con un metro más de baloncesto. “Los jugadores se han sentido muy cómodos. Siempre hay dos o tres pérdidas por partido por pisar la línea y con esta ampliación se evitarían”, añade el técnico santiagués. “Es una necesidad y da otras dimensiones al juego”, suma Agustí Julbe. “Todo lo que sea dinamizar los partidos es bueno para el espectáculo”, completa el entrenador del Montakit Fuenlabrada.

El equipo madrileño y el Monbus Obradoiro comenzaron su rodaje en el Multiusos Aguas Vivas de Guadalajara en un parqué con 1,4 metros entre la línea de tres puntos y el fuera de banda, frente a los 90 centímetros actuales en todas las competiciones oficiales de la FIBA. Los rincones de la pista son un punto estratégico para abrir las defensas y actual epicentro de reiteradas infracciones por pisar la línea exterior. “Los equipos estaban poco trabajados aún para aprovechar la circunstancia, pero la idea se ha recibido positivamente”, explica Joan Roca, director deportivo y de competición de la ACB. “Hablaremos con jugadores, entrenadores y árbitros y elaboraremos un informe que enviaremos a la FIBA. A ver qué conseguimos”, prosigue Roca, que recuerda que la competición española ya fue pionera en la creación de la figura del tercer árbitro. “La FIBA siempre dice que defiende el baloncesto universal y teme que haya países y pistas que no podrían afrontar esa ampliación. Quizá deberían diferenciar entre el baloncesto profesional y el amateur. Además, en fútbol por ejemplo no todos los campos tienen la misma medida, hay un rango”, cuenta el director de competición.

Los Sixers y la línea de ‘cuatro’ puntos

La obsesión por 'abrir' la cancha y experimentar en el aprovechamiento de los espacios también acapara el debate en la NBA. Los Philadelphia 76ers se entrenan desde hace más de un año con una línea 'virtual' de 'cuatro' puntos situada a 8,8 metros del aro para impedir que se cierren las defensas rivales y fomentar el small ball o juego de bajitos que ha encumbrado a los Warriors de Steve Kerr.

"¿Por qué no establecemos una línea de cuatro puntos situada a unos 35 pies (10,67 metros)? No tardaremos mucho tiempo en ver a los jugadores tirar razonablemente cómodos desde esa distancia", apuntó en 2016 el histórico Phil Jackson en un debate. La NBA probó la iniciativa con timidez en el partido entre famosos del pasado All Star de Los Ángeles.

La cancha de baloncesto es un rectángulo de parqué de 28 metros de largo por 15 de ancho (94 pies por 50 en versión NBA) y el dilema sobre las líneas interiores se trasladó hace tiempo a las dimensiones del rectángulo. “La línea de tres se amplió de 6,25m a 6,75. Pero en las esquinas es de 6,60 porque con el ancho actual no cabrían los pies del jugador. Vamos a trabajar para intentar convencer a todos los estamentos del cambio”, cierra Roca, apuntando la realidad de que el triple (6,75m de frente al aro en Europa y 7,24 en la NBA) también se ha quedado pequeño.

En la 26ª jornada de la pasada Liga Endesa, el Valencia superó el récord histórico de triples de la ACB con 22 aciertos en el triunfo ante el Gipuzkoa (77-95). Y también el curso anterior, Obradoiro (17) y Real Madrid (19) batieron en la 12ª jornada la plusmarca de triples totales en un encuentro, con 36 aciertos (superando los 32 de un Baskonia-Madrid de la temporada 2014-15). “Hoy se notaba el espacio para respirar”, resume Kostas Vasileiadis. “Con los cuerpos de los jugadores actuales necesitamos esto”, señala el tirador del Obradoiro. “El baloncesto está vivo y en evolución constante. No hay que dejar de innovar”, sentencia Moncho Fernández.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS