Simon Yates cede el liderato de la Vuelta a España a Jesús Herrada

El francés Geniez gana en Estaca de Bares al final de una fuga que le permite al conquense vestir el maillot rojo el día de la Camperona

Jesús Herrada, en el podio con su maillot rojo.
Jesús Herrada, en el podio con su maillot rojo.Manu Bruque (EFE)

Rojo es el pelo de Geniez, que gana la etapa bajo el faro del cabo de Estaca de Bares después de atravesar bosques de eucaliptos de verde intenso y aroma balsámico que abren los pulmones como rojo es el pelo de De Marchi, el véneto que había ganado la víspera, en Luintra, siempre en la Galicia tan verde, y rojo es el maillot de Jesús Herrada, que va en la fuga que con más tiempo de ventaja llega a meta en la Vuelta y cambia su maillot rojo Cofidis por el rojo rojo de líder de la Vuelta.

“A ver hasta dónde puedo llegar”, dice el hermano pequeño de los Herrada, no muy creedor en sus posibilidades y consciente de que lleva prestada la prenda de líder. Cuando salió de Mondoñedo, bajo la mirada curiosa de Álvaro Cunqueiro, de bronce en su banco-mirador, estaba a 5m 45s del líder indiferente, Simon Yates, y terminado el día aventaja en 3m 22s al inglés gemelo a quien pesaba el maillot y, además, dice, que no tenía equipo para defenderlo más. “Me metí en la fuga para ganar la etapa. No pude, así que el maillot rojo es un consuelo”.

Más información
Jesús Herrada: “Valverde, Contador y Purito han malacostumbrado al público en España”
Jesús Herrada, campeón de España de ciclismo y ‘équipier’ de Nairo Quintana

Cuatro ciclistas españoles iban entre los 18 de la fuga, y Nibali, que se entrena a fondo para el Mundial con ellos. Ninguno de los españoles participó en las maniobras finales por la victoria de etapa, los ataques y defensas por los repechos que flanquean la ría de O Vicedo hasta la punta donde termina España por el norte. Todos ellos se quedaron atrás y solo volvieron a ver a Geniez, tres veces ganador de etapa en la Vuelta, y a Van Baarle, su último rival, pasada la meta, cuando estaban caídos en el suelo después de atropellar a un responsable de la organización atrapado entre las vallas en la estrechez de la llegada. Ninguno se rompió nada.

“Nací en Cuenca, cosa que muy pocos pueden decir”, proclamaba José Luis Coll, pareja de Tip, y Jesús Herrada, con más razón aún puede remedar y decir qué pocos ciclistas son de Cuenca. Solo otro conquense, Luis Ocaña, de Priego, había sido antes líder de la Vuelta. Ocurrió hace 48 años. “Es un honor ser el segundo conquense líder”, dice Herrada, ciclista de magnífica planta y estilo, dominante en la media montaña y no mal contrarrelojista, y quizás excesivamente cerebral y tímido, que dejó al Movistar para probar fortuna como líder en el Cofidis, y ver hasta dónde puede llegar. Todos sus compañeros en el Movistar, con Valverde y Nairo a la cabeza, para quienes tanto ha trabajado, se alegraron de su éxito, y le felicitaron, y lo propiciaron al permitir que el pelotón de caza, liderado por el Mitchelton, le diera a la fuga siempre un margen de 11 minutos. “Espero ser un referente para los chavales de Cuenca, y que sigan saliendo ciclistas”.

Herrada, de 28 años, es el quinto líder que conoce la Vuelta del 18 tras Dennis, Kwiatkowski, Molard y Yates. Y no parece mucho más sólido que los que le precedieron. Los grandes están aún calentando antes de entrar en escena, aunque por los pasillos de la Vuelta se oye que nada de eso, que se sienten perezosos y que, en el fondo, solo esperan que se vayan cansando los rivales, aunque ya ni tengan la disculpa del calor de horno de los primeros días. Y con tal estado de ánimo, entretenida solo con pequeños juegos cromáticos y paisajes, la Vuelta, tan poco combatida en las alturas, llega a La Camperona, donde Nairo, hace dos años se hizo líder por segundos de la Vuelta que terminó ganando.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS