Mundial femenino: El tesoro está en Tenerife

El campeonato mide la memorable trayectoria de España, con cinco podios consecutivos, frente al inabarcable poderío de EE UU, que no conoce la derrota desde la semifinal de 2006

La capitaa española Laia Palau persigue un balón
La capitaa española Laia Palau persigue un balónALBERTO NEVADO / FEB (Europa Press)

“Aquí la única favorita que hay es Estados Unidos”, sentencia el seleccionador español, Lucas Mondelo, en la víspera del comienzo del Mundial femenino en Tenerife, que proclamará a su campeón el domingo 30. No lo hace el técnico para liberar de presión a sus jugadoras sino porque la estadística apenas deja resquicios hacia el oro para las anfitrionas y el resto de candidatas a medalla como Australia, Francia y Canadá.

Más información
Las campeonas de 1993: “Nosotras éramos invisibles”
Ganar después de ganar

En el impredecible mundo del deporte pocos equipos han construido un imperio tan sólido, inabarcable e infalible como el de las mujeres estadounidenses de la canasta. Suyos son siete de los últimos 10 Mundiales y ocho de los últimos nueve Juegos (los seis últimos consecutivos). Un dominio incontestable con datos demoledores: desde 1996 sólo han perdido un partido en Juegos Olímpicos y Mundiales con un balance de 89-1. Para encontrar esa última derrota en partido oficial de la selección norteamericana hay que remontarse a las semifinales del Mundial de Brasil 2006. Desde entonces 40 victorias consecutivas, solo una por debajo de los 10 puntos de renta y cinco oros por aplastamiento.

Su suficiencia se pondrá a prueba más que nunca porque llegan a Tenerife con la veteranía de Diana Taurasi y Sue Bird y la pujanza de Breanna Stewart (MVP de la WNBA) y Elena Delle Donne, pero también sin Maya Moore, Sylvia Folwes, ni Candance Parker; con nueva seleccionadora, Dawn Staley; y sin apenas rodaje como grupo porque la WNBA acabó hace poco más de una semana.

España, con su memorable racha de cinco podios consecutivos y el aliciente jugar en casa, afronta el más dificil todavia. En la primera fase aparecen como obstáculos Japón, Puerto Rico y Bélgica. El primero de grupo evitaría el partido de cuartos pero quedaría condenado a chocar contra EE UU en una hipotética semifinal. Si hay algún traspié, la segunda o tercera plaza llevarían al equipo de Mondelo al otro lado del cuadro en el que las estadounidenses solo aparecerían en la final. "Es la oportunidad de ver en directo a un grupo irrepetible y de homenajearlas en casa", señaló el seleccionador español antes de iniciar el reto. "Llegamos en buen momento y si nos falta un puntito lo conseguiremos en unos días. Sentimos la presión y la responsabilidad que nos marca nuestra historia reciente, pero hemos trabajado el control de emociones y lo más importante es que están todas y todas preparadas", apunto Mondelo. "Somos las mismas en Tenerife o en Tailandia porque nuestro carácter es innegociable. Queremos que esto empiece ya para recibir el aliento de la gente en directo y no por whatsapp como en los campeonatos anteriores", remató la capitana, Laia Palau.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS