Pangos y Tomic calman al Barça ante un combativo Bayern Múnich

El base canadiense y el pívot croata, además de Singleton y el dominio en el rebote, propician el triunfo azulgrana

Booker y Lucic presionan a Tomic.
Booker y Lucic presionan a Tomic.Alejandro García (EFE)

El Barcelona se quitó un enorme peso de encima con su primer triunfo por 83-73 en la Euroliga, una competición que se le ha atravesado a más no poder en las dos últimas temporadas y que esta edición empezó mal con sus derrotas en Moscú y en Gran Canaria. Las dudas que planean sobre este Barcelona y la presión que él mismo se generó con esos dos feos tropiezos, constituían escollos tan considerables como el propio Bayern, aunque los alemanes se habían impuesto el martes a un rival de alcurnia como el Panathinaikos.

BARCELONA, 83; BAYERN MÚNICH, 73

Barcelona Lassa: Pangos (12), Kuric (3), Claver (4), Singleton (15), Tomic (18) –equipo inicial-; Séraphin (6), Pau Ribas (2), Blazic (11), Heurtel (2) y Oriola (10).

Bayern Múnich: Jovic (3), Dedovic (9), Lucic (12), Barthel (11), Booker (6) –equipo inicial-; Dangubic (3), Hobbs (0), King(0), Koponen (0), Radosevic (7), Lo (16) y Derrick Williams (6).

Parciales: 26-17, 18-19, 21-18 y 18-19.

Árbitros: Christodoulou, Paternico y Vilius.

Palau Blaugrana. 4.372 espectadores. Tercera jornada de la Euroliga.

El Barcelona necesitaba empezar bien el duelo, ahuyentar sus temores e impedir que decayera la moral de su entusiasta afición. Lo interpretó a la perfección Kevin Pangos. El base canadiense movió a su equipo con soltura, reaprtió cuatro asistencias y anotó 12 puntos, casi como el que más. El Barça marcó distancias abismales en ocho minutos: 24-8.

El Bayern reaccionó de la mano de su base internacional Maodo Lo, que salió desde el banquillo para relevar al serbio Jovic, y anotó muy rápido 12 puntos. El equipo alemán se mostró amenazador cuando explotó la veta de los triples, afinó en su defensa, empezó a robar balones y definió al serbio Lucic como anotador. Los alemanes se situaron a solo cuatro puntos en el tercer cuarto (51-47). Fue después de que su entrenador, Dejan Radoncic, se convenciera de que ni el exazulgrana Koponen ni el exjugador de la NBA y número dos del draft de 2011, Derrick Williams, tenían su mejor día.

Más información
El Gran Canaria hace historia ante un apocado Barça
El CSKA le queda demasiado grande y lejos al Barça

Les dio una segunda oportunidad y ambos reincidieron, mientras que Tomic y Singleton volvían a impulsar a su equipo (63-52). El pívot croata estuvo especialmente inspirado, con 18 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias. No bajó el pistón a pesar del golpe que se llevó poco antes del descanso cuando Koponen se enganchó con su tobillo derecho.

El juego interior del Barcelona fue muy superior al del Bayern. Singleton cuajó una de sus mejores actuaciones de azulgrana con 15 puntos, cinco rebotes y tres robos, y Oriola también aportó10 puntos y cuatro, como el alero esloveno Blazic, con 11 puntos, cinco rebotes, dos asistencias y dos robos, al quite ante el flojo día de Kuric. El control del rebote (34-18) fue otra clave del triunfo azulgrana. Esa superioridad restó importancia a su escaso acierto en los triples (5 de 19). De todos y de todo necesitó el Barcelona para desvanecer sus miedos.

Otros resultados: Panathinaikos, 102; Herbalife Gran Canaria, 87. CSKA, 79; Darussafaka, 75. Buducnost, 68; Maccabi, 78. Hoy: Real Madrid-Baskonia (21.00, Movistar +).

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS