El VAR desnuda su trastienda: “Balón, balón”. “Quiero verla, que no reanude”

Con los ecos de decisiones polémicas, los árbitros detallan el uso de la tecnología, admiten siete errores en acciones de penalti y muestran conversaciones internas

Velasco Carballo, junto a Clos Gómez en Las Rozas (Madrid).VÍCTOR LERENA (EFE) / ATLAS (atlas)

La tarde del 15 de diciembre, Alberto Undiano Mallenco pasó un rato intentando zafarse de varios futbolistas en el estadio de Zorrilla. El lateral izquierdo del Valladolid, Nacho, ha lanzado un centro desde su banda que cree que el atlético Arias ha desviado con la mano. Cuando el balón se va fuera, y con el juego parado, el árbitro trata de oír lo que le dicen por el pinganillo mientras le persiguen Kiko Olivas, Míchel y Keko Gontán. “Espera, que me tienen que decir, ¿vale? Tranquilo, tranquilo”, les dice. Lo siguen rodeando y él intenta zanjar el acoso: “¿Me dejáis trabajar con mi compañero?”.

Más información

Su compañero es Pablo González Fuertes, que se encuentra en Las Rozas, en la sala del VAR, revisando tomas de la jugada, hasta que concluye: “Alberto, no es mano, no hay ninguna toma en la que se vea la mano clara, ni siquiera ni que le roce, no es mano”. El juego se reanuda y el partido termina con derrota local (2-3).

Las imágenes y los audios del lance las dio a conocer este martes Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), en una sesión de balance de la primera vuelta de LaLiga con VAR, en los días de mayor presión de varios clubes sobre el funcionamiento del recién estrenado sistema de videoarbitraje.

EL VAR EN LA PRIMERA VUELTA DE LALIGA

190 partidos en lo que va de temporada 2018-19

* El VAR solo interviene en jugadas que acaban en gol.
Fuente: Real Federación Española de Fútbol.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, telefoneó el día de Reyes a Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, después de que no se señalara lo que el club creía un penalti del portero de la Real Sociedad, Rulli, a Vinicius, y el domingo el Levante emitió un comunicado en el que aseguraba que pediría al CTA “que se pronuncie sobre los criterios interpretativos que utilizad cuando aplica el VAR”. El texto lo publicó después de que un penalti señalado en contra en el Wanda Metropolitano supusiera su derrota contra el Atlético (1-0).

En medio del vendaval, Velasco Carballo no mostró un atisbo de sorpresa: “Después de 30 años de carrera, estamos tan acostumbrados a la crítica que la aceptamos como parte de nuestro trabajo. El arbitraje español es una roca que no se mueve con el viento”, dijo en una jornada en la que contó que antes de esas críticas los árbitros hacían autocrítica. Y dio datos.

En los 190 partidos disputados en esta primera mitad de LaLiga, sucedieron 397 incidentes en el área susceptibles de que alguien viera penalti en ellos. Según el análisis del CTA, los árbitros acertaron en 371 de ellos, el 93,45%. De los 26 errores detectados, el VAR corrigió 19, lo que aumentaría el nivel de acierto hasta el 98,24% y dejaría en siete los fallos arbitrales en el área reconocidos por el CTA.

También han revisado 1.978 situaciones de fuera de juego: dicen que los árbitros acertaron en 1.850, el 93,53%. En este caso, el VAR solo interviene si la jugada termina el gol. El sistema ayudó a corregir al árbitro 22 veces, con lo que el acierto arbitral subiría al 94,64%.

El videoarbitraje también ha influido en los 481 goles anotados. Fue decisivo 30 veces, un 6,23% de los casos: 15 para anular un tanto mal concedido y otras 15 para conceder uno que el colegiado había anulado. “Los árbitros cometemos errores, es cierto, el porcentaje de errores es para que todos nos sintamos satisfechos, el VAR no es perfecto, siempre lo hemos dicho, no pretende eliminar los errores del fútbol, sólo los errores claros y manifiestos”, dijo Velasco Carballo, que empleó la sesión no solo para hacer recuento, sino también pedagogía.

Después de la situación con Undiano Mallenco en Zorrilla, el director deportivo del Valladolid, Miguel Ángel Gómez, tuiteó: “A favor del rival se revisa incluso estando el balón en juego sin reclamarlo nadie del rival, se hace verlo al árbitro y se pone en la pantalla del estadio, en este… ni árbitro ni pantalla… otra vez se fue la luz en Las Rozas!...”. Velasco Carballo recordó que las revisiones no se producen a petición de los jugadores, ni siquiera del árbitro, que se repasan todos los casos (unos 12 por partido) y que para ello no es necesario que el juego esté detenido.

Material desclasificado

Incluso procuró demostraciones prácticas desclasificando las grabaciones de varias intervenciones del videoarbitraje. “Este CTA podrá recibir críticas, pero nunca por falta de transparencia. No tenemos nada que ocultar”, dijo, y explicó que podía mostrar el material ya que el reglamento que prohíbe que se haga público todavía no ha entrado en vigor.

Escogió algunos de los momentos más calientes de las últimas semanas, como la caída en el área de Mata, del Getafe, en pugna con un defensa del Athletic en el minuto 94 de un partido que iba 1-1 en San Mamés. “Los dos, los dos”, se oye decir al árbitro, Iglesias Villanueva (Velasco recordó que uno de los deberes del colegiado es describir lo que ve). Mientras el juego sigue, se suceden las tomas en la sala del VAR, desde la que le indican que no pite el final: “Aguanta, Nacho”. “Sí, tranquilo, aguanto”, responde. “OK, Nacho, está todo bien, puedes pitar”. El partido acaba sin penalti.

También se supo qué había sucedido después de que Vinicius cayera en el área de la Real Sociedad. “¡Balón, balón, balón!”, grita el árbitro, Munuera Montero. Desde Las Rozas, Melero López dice: “Quiero verla, quiero verla, quiero verla, por favor, que no reanude”, mientras Munuera se reafirma: “Balón”. Se revisan varios ángulos, hasta que Melero López concluye: “Nada, nada, tiramos para delante”, dice y da vía libre al árbitro: “José Luis, todo OK”. El partido continúa y desata el malestar de la entidad blanca. Este martes, mientras Velasco Carballo hacía balance, Solari se presentaba en la sala de prensa de Valdebebas para hablar del partido de Copa de hoy. Al entrar, las pantallas repetían las imágenes de la caída de Vinicius, y poco después el técnico argentino volvía a criticar el sistema: “Lo que más confunde es la discrecionalidad”, dijo.

Velasco Carballo se ofreció “el día que quieran y a la hora que quieran” a volver a explicarlo todo. Pese al reguero de lamentos y dudas en público, ningún club ha pedido un curso para refrescar cómo funciona el VAR.

Sobre la firma

David Álvarez

Redactor que cubre la información del Real Madrid en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de la sección de Deportes. Ha cubierto los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Antes trabajó en ABC, El Español, ADN, Telemadrid, y La Gaceta de los Negocios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción