España vuela sobre Croacia y todos los campeones para estar en la final y en los Juegos

La selección masculina se impone por 6-5 a un potente rival y, como la femenina, luchará contra Italia por la medalla de oro en el Mundial

Alberto Munarriz (derecha) ante Andro Buslje.
Alberto Munarriz (derecha) ante Andro Buslje.EFE

El waterpolo español disfruta del momento más pletórico de su historia. Lo demostró con una exhibición de juego y de goles ante la potentísima selección de Croacia (6-5). España se ganó a pulso el pase a la final, después de haber eliminado a los campeones de todos los grandes torneos, a Serbia, la campeona olímpica y de Europa en los cuartos de final, y a Croacia, campeona mundial, en la semifinal.

La selección que dirige David Martín jugará por la medalla de oro este sábado (11.30, Tdp) contra Italia, que venció por 12-10 a Hungría. Su espléndido triunfo ante los croatas le da también el billete para los Juegos Olímpicos de 2020. El doble éxito de la selección masculina iguala el de la selección femenina, que este viernes (11.30, Tdp) disputará la final del Mundial ante Estados Unidos.

Más información
David Martín: “Empieza otra gran generación del waterpolo”

La selección masculina reafirma su regreso a los puestos estelares del panorama internacional. Después de varios años en los que su nivel descendió y echó de menos el de aquellos equipos legendarios que comandó Manel Estiarte, España ya apuntó su regreso el año pasado en el Europeo. Entonces perdió ante Serbia en la final. La misma selección a la que eliminó en este Mundial. Y después de Serbia, abatió a Croacia en un partido que dominó de principio a fin a pesar de los apuros de los últimos instantes. Pero solo tenía que administrar la ventaja con la que llegó al último cuarto (6-2).

En ese último periodo sufrió muchísimo el equipo español que perdió por expulsión a Sergi Cabanas y Alejandro Bustos. La parte más difícil de su tarea estaba hecha, iniciada desde que el experimentado Felipe Perrone abrió el marcador después de muchos minutos de tensión sin goles. Los latigazos de Blai Mallarach, Roger Tahull y la eficacia de Álvaro Granados, que transformó un penalti, dieron a España los aciertos que necesitaba en ataque. Todos ellos forman parte de la generación más joven pero que ya empieza a demostrar su madurez competitiva.

La consistencia defensiva apuntaló definitivamente el triunfo del equipo español. Una vez más, el veterano Dani López Pinedo se ganó a pulso el premio de mejor jugador del partido que entrega la organización después de cada choque. Sostuvo al equipo español, que pasó algunos apuros para mantener su ventaja. No pudo anotar ningún gol en el último cuarto. Le valió su defensa. Y Croacia no pudo acercarse lo suficiente para crear incertidumbre hasta que anotó su quinto gol. Quedaban ya escasos segundos. España estaba en la final del Mundial; la última vez fue en 2009. Entonces perdió ante Serbia. No pudo reeditar los dos éxitos consecutivos de 1998 y 2001, los del final de etapa de Manel Estiarte y Jesús Rollán y la generación de Ballart, Pedrerol, Iván Pérez, Pedro García… Otros tiempos que esta selección de David Martín está en condiciones de revivir.

ESPAÑA, 6; CROACIA, 5

España: López-Pinedo; Mallarach (2), Perrone (1), De Toro, Munárriz (1), Granados (1), Larumbe, Cabanas, Fernández, Tahull (1) y Bustos.

Croacia: Bijac; Macan, Fatovic (1), García (1), Jokovic (3), Loncar, Benic, Vukicevic, Buslje, Milos, Vrlic y Setka.

Parciales: 2-1, 2-1, 2-0 y 0-3.

Árbitros: Georgios Stravidis (GRE) y Adrian Alexandrescu (RUM).

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS